Calas

Cala familiar
Meteorología
Serv.Duchas.

La cueva de doña Juana

Rodeada de un entorno idílico, a cobijo de los sugerentes jardines del hotel Fariones, de la playa emana un clima de tranquilidad permanente. Su arena dorada y tonos tostados se mantiene en un excelente estado.

La localización de la playa le permite cubrirse del viento y el mar luce siempre en calma. Se dan las condiciones, excelentes, para el chapuzón relajado o la práctica de la natación.

 

La cueva de doña Juana, más conocida en Lanzarote como la playa del hotel, es uno de los enclaves más encantadores de Puerto del Carmen. Pequeñita, de apenas cuarenta metros, pero muy coqueta gracias a su magnífico entorno. La cala está a cobijo de la señorial vegetación de los jardines del hotel Fariones. El jable es limpio, de una mezcla dorada y tostada. Y el mar permanece en calma gracias a la orientación de la playa, que mira al sureste de la isla a resguardo del frecuente viento norteño de Lanzarote.

Playa del hotel Fariones

A pesar de que el acceso resulta rocambolesco, hay que sortear un accidentado caminito de piedra volcánica, vale la pena la incomodidad porque una jornada de sol y playa en la cueva de doña Juana es sinónimo de tranquilidad y relajación. La cala no es muy holgada, con marea vacía llega a los veinte metros de anchura, pero nunca se percibe una sensación de saturación. Se encuentra espacio de sobra para los juegos y correrías de los niños y la calma del mar permite a los mayores disfrutar de la playa sin preocuparse de los pequeños.

Panorámica de la playita del hotel Fariones a finales de julio de 2013

Las alegres condiciones meteorológicas de Puerto del Carmen se potencian en esta cala: el cielo despejado de suave azul, el sol brillando con autoridad y la ausencia del viento motivan el chapuzón continuado, los saludables paseos por la orilla y las relajadas tomas de sol. Al norte de la playa se eleva el muellito del hotel. Con marea alta, el enclave resulta recomendable para dar unos saltos al mar. La panorámica desde el muellito es de altura: las islas vecinas de Lobos y Fuerteventura en el horizonte, y el páramo rocoso del Monumento Natural de Los Ajaches, en el cono sureste de Lanzarote. 

Galería de fotos