Cala familiar
Meteorología
Serv.Aparcamientos.
La Bohemia
Conocer Arrecife
Siete Camicie
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara
Restaurante La Marea, Playa Honda, Lanzarote

La piscina de la Casa China

En el paseo marítimo de Arrieta le llamará la atención esta edificación, una Casa China, por su forma parecida a una casa de muñecas y su colorido tan inusual en Lanzarote, esos tonos rojos y azules. El propietario levantó su hogar a los pies del Atlántico por problemas de salud (ver historia) y entre otros beneficios encontraría esta piscina natural, inmersa en el malpaís resquebrajado procedente del Volcán de la CoronaMapa

La Casa China de Arrieta, fotografía de Ramón Pérez Niz

La cala colinda con el muelle del pueblo, tiene un pequeño espacio con jable y una rampa con barandilla localizada justo a la entrada de la Casa China. El baño es apacible, nada que ver con la concurrida playa vecina de La Garita, en el otro extremo de Arrieta. Sin embargo, para aprovecharla habrá que acudir con marea media-llena (consultar tabla de mareas).  

El acceso a la piscina resulta seguro, pero no está de más llevar calzado acuático para sumergirse. Las aguas de la cala siempre están en calma, la piscina está sitiada por el dique del muelle y otro rompiente de piedra. Incluso en los días agitados, de oleaje continuo en el noreste de Lanzarote, el chapuzón se asemeja a darse un baño en una balsa de aceite. 

Con niños podrá explorar las charquitas que rodean a la piscina en busca de cangrejos. La mejor época para gozar de esta calita es el último cuatrimestre del año, sobre todo en los meses de septiembre y octubre, cuando la incidencia del alisio se reduce a su mínima expresión. 

Le puede interesar:

- La historia de la casa china de Arrieta, por Álex Brito.