Dir.C/ Pico Redondo, 1
Maciot
Plano
Tfno.646 042 246
Correo | Web | Reservas
Turismo Arrecife
Conocer Arrecife
Restaurante El Marinero de Arrieta
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara
Subiendo Volcanes, por Clara Suárez

Casa Rural Los Ajaches

Inmersa en el monumento natural de Los Ajaches, esta casa rural hace también de inmejorable balcón al Atlántico. El lugar embauca por la nitidez del brazo de mar que separa Lanzarote de Fuerteventura (conocido como La Bocaina), en el que sobresalen con especial protagonismo el desierto de jable de las dunas de Corralejo y la isla de Lobos.  

El alojamiento mantiene las características propias de la arquitectura popular de Lanzarote. Casita blanca, con altos techos y elementos de madera. Son dos viviendas independientes, ideales para parejas y excelentemente comunicadas con los principales atractivos turísticos de Lanzarote. 

La casa rural Los Ajaches descansa bajo la Atalaya de Femés, custodiada por los picos rosáceos y ocres de este monumento natural. Asentada en el valle de Maciot el alojamiento cuenta con una excelente panorámica de la costa sur lanzaroteña desde su privilegiada ubicación a 300 metros por encima del nivel del mar.

Casa rural Los Ajaches está acunada por la Atalaya de Femés

El balcón al Atlántico embauca por la nitidez del brazo de mar que separa Lanzarote de Fuerteventura (conocido como La Bocaina), en el que sobresalen con especial protagonismo el desierto de jable de las dunas de Corralejo y la isla de Lobos.  

Excelente balcón al mar

Como las localidades vecinas del sureste de Lanzarote (los casos de Las Breñas o Femés), Maciot conforma un apacible retiro, donde las pocas casas aparecen desperdigadas por el páramo seco y en el que solamente el eco lejano de los periódicos ladridos de los perros rompe el silencio reinante. En esta relajante estampa duerme esta modesta pero coqueta casa rural, adaptada para el turismo en 2012 y que la tradición sitúa como estancia de Maciot de Bethencourt, pariente y primer lugarteniente del conquistador Jean de Bethencourt allá en el siglo XV. 

El Aljibe y La Destiladera

Los Ajaches se distribuye en dos viviendas independientes: El Aljibe y La Destiladera. La arquitectura de las edificaciones resalta por la conservación del estilo lanzaroteño, que puede identificarse en los elementos de madera de sus portones y ventanales y la altura considerable de sus estancias con los techos de madera.

Dormitorio.

Las dos opciones tienen un único dormitorio, una cocina equipada, un cuarto de baño y un espacioso salón con televisor de plasma, pequeña biblioteca, wifi gratuita e hilo musical. Los huéspedes comparten una amplia terraza abierta al cielo con forma de patio canario que mira a la vivienda principal (la casa de los gestores Silvana y Stefano) y el cuidado jardín exterior de cactus y plantas autóctonas con rincón destinado a la barbacoa.

Salón de una de las dos viviendas de Los Ajaches

La ausencia de piscina en el complejo rural llega a entenderse: el huésped está a cinco minutos en coche del acceso a las mejores playas de la isla: las de Papagayo. Sin embargo, no sólo tiene accesible el baño en la costa, la localización de Los Ajaches es estratégica para adentrarse en los principales activos turísticos de Lanzarote: a cinco minutos de Las Salinas de Janubio y a apenas 10 minutos de reclamos tan potentes como Timanfaya, La Geria, Los Hervideros y El Charco de los Clicos

Patio canario, uno de los espacios comunes de las dos viviendas rurales independientes

Con todo, alojarse en Los Ajaches mantiene un perfil diferenciador por el contacto directo que ofrece con la tranquilidad del monumento natural y la formidable conexión con las postales más significativas de la isla de los volcanes. Notable la relación calidad/precio: 60 euros/noche (contratación mínima cinco noches).   

Así vivimos el alojamiento en Casa Rural Los Ajaches, por Luis Arencibia

Nota: Las fotografías de este reportaje son propiedad de Casa Rural Los Ajaches, a excepción de la foto 2 de Josechu Pérez Niz.