AlojamientoEntre 120 y 140 euros.
Dir.C/ La Rosita, 8

Plano
Tfno.619 231 904
Correo | Web | Reservas
Turismo Arrecife
Conocer Arrecife
Restaurante El Marinero de Arrieta
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara
Subiendo Volcanes, por Clara Suárez

Finca La Corona

El porte imperial del Volcán de La Corona se proyecta sobre el pequeño pueblo de Yé y la Finca La Corona, una cuidada urbanización rural abierta al entorno ecológico del norte de Lanzarote. 

Las casas sobresalen por su finísima decoración, de aire campestre pero de un mobiliario clásico de madera que encajan con los remates de piedra volcánica de las estancias.

La calma es norma y ayuda el baño en la piscina climatizada tocando las puertas del cielo, una barbacoa o una sesión de hidromasaje en una cabaññita de madera mirando al cráter más genuino de la isla de los volcanes. 

El porte imperial del Volcán de La Corona se proyecta sobre el pequeño pueblo de Yé, haciéndose el silencio sepulcral que sólo se rompe en rítmicas oleadas por los ladridos de los perros y el cacareo de las gallinas. Del cráter más genuino de Lanzarote brotaron ingentes cantidades de malpaís volcánico, que bañan buena parte del cono noreste de la isla. El bello manto de lava acoge diferentes plantaciones, esencialmente de vid, que enaltecen la postal paisajística. 

Casa rural con amplios ventanales con vistas al Volcán de la Corona

A la salida de Yé en dirección a Guinate, coincidiendo con el límite oeste del pueblo donde alumbra el Risco de Famara y a pocos pasos del Mirador del Río, aparece aislada Finca La Corona. La antigua explotación agrícola y ganadera se reformó a finales del siglo XX, derivando en una finísima urbanización rural. Son seis casas, cada una con su personalidad propia, pero que mantienen la impronta de su impecable decoración y confortabilidad.

Una antigua explotación agrícola transformada en un finísimo alojamiento rural

El aroma rústico se apodera de las estancias que brillan por su mobiliario clásico, que conjuga a la perfección con la piedra volcánica y la noble madera que apuntalan los hogares. Otro sello identificativo del alojamiento es su lógica apertura, por medio de amplísimos ventanales, al marco natural de su entorno.  

Vista Corona, Vista Risco, Poniente, Naciente

El privilegiado emplazamiento de la finca rural tiene una doble panorámica: hacia el volcán o con vista al macizo de Famara y el Atlántico. O lo que es lo mismo, a poniente o naciente. A excepción de la villa Vista Risco (una sola habitación), las casas tienen doble dormitorio y dos baños, completísima cocina, salón-comedor y terraza.

La urbanización y su privilegiado emplazamiento

El entorno de la urbanización se aprovecha con espacios de ocio y contemplación: una gran zona para barbacoas en comedor exterior, campo de bola canaria, piscina climatizada exterior, y la deslumbrante bañera de hidromasaje, con pequeño gimnasio aleñado, insertada en una especie de cabaña de madera con majestuosas vistas al cráter de Corona. 

Bañera de hidromasaje, insertada en una especie de cabaña, con excelente vista al cráter de Corona

El hospedaje

Hacer noche en Finca La Corona tiene un precio que ronda los 120-140 euros según temporada y número de húespedes (de dos a cuatro personas). El alojamiento fija un período de contratación mínima de siete noches. Tienen todos los detalles en su portal web

Dormitorio de la villa La Trasera, Finca La Corona, Yé, Lanzarote

El hospedaje fomenta el contacto con el mundo rural isleño ya sea bajo la modalidad del senderismo, asaltando el cráter del volcán o bajando a la playa del Río previo abordaje del Camino de Los Gracioseros, o persiguiendo la senda de arte-naturaleza de César Manrique, la urbanización está a dos kilómetros del Mirador del Río. Otras posibilidades turísticas a mano desde la urbanización son el paseo cultural por Haría, el relajante baño en el océano en el Caletón Blanco o la degustación de la cocina tradicional canaria en el litoral pesquero de Arrieta-Punta Mujeres (nuestro preferido El Marinero). 

El sendero al cráter de Corona, contrapunto de ocio a la estancia en Finca Corona

Hacer noche en esta finca rural, en definitiva, le impregnará de la esencia medioambiental del norte de Lanzarote y sus monumentos naturales inundados de calma y sosiego. 

Nota: Las fotografías del alojamiento son propiedad de Finca La Corona. La imagen del sendero es de Ramón Pérez Niz

Galería de fotos