Todas las Playas

Planes perfectos...para huir del viento

Para días muy ventosos tenemos la solución del cono sureste. Nuestro plan perfecto: baño en la orilla en calma y almuerzo resguardados del viento. 

Planes perfectos: Bañote en Los Pocillos y...

A partir de las 17:30 podrás encontrar un refrigerio constante en su inmenso brazo de mar. Luego camina en busca del atardecer perfecto. 

Vísteme despacito

Primera hora de la mañana tras el desayuno, unos pocos caminantes se entregan a la inmensidad de la orilla. 

El eterno verano

No extrañan las caras risueñas ni las espaldas rojo de gamba que colonizan las hamacas. Tienen la sensación de disfrutar de un verano eterno. 

A la playita del hotel

Con el mar siempre en calma y el acceso por la orilla completamente libre de rocas, el baño resulta una gozada. 

Andares

Hoy caminamos por la orilla y tuvimos la suerte de cruzarnos con gente variopinta, de andares curiosísimos. 

Un templo medicinal

Todo fluye con una lógica aplastante, tan nítida como el brillante horizonte de Isla de Lobos y Fuerteventura.

30 años atrás en tu primer día de verano

Un plan perfecto en la playa Chica de Fariones, almuerzo en el muelle y vuelta a la cala. 

Aquí sí hay playa

En días de calor, pero también de fuerte viento, es mejor buscar refugio en calas como el Barranco del Quíquere, la playita de Playa Blanca o La Peñita. 

Un baño nudista en Barranco del Quíquere

Descubre el rincón nudista del Barranco del Quíquere, un remanso de paz perfecto para nadar y reposar bajo un acantilado volcánico. 

Al mar desde el muelle del hotel Los Fariones

En uno de los rincones más solitarios de Puerto del Carmen: el muellito del hotel Los Fariones. Así lo vivimos. 

Guacimeta como paraíso anestesiante

Así vivimos un día espléndido de playa en Guacimeta. Un lujazo. ¿Nos acompañas?

Bañarse a primera hora en Playa Grande (Puerto del Carmen)

A primera hora del día en Playa Grande. Así vivimos el chapuzón en esa franja horaria, entre deportistas...de todas las edades. 

Estaba escrito

Comprobamos el increíble efecto de un baño en la playa del hotel Fariones, Puerto del Carmen. Así lo vivimos en plan voyeur.