Dir.Avda. del Mar, 19,
Costa Teguise
Plano
HorarioDe lunes a viernes entre las 15:00 y las 23:00; los sábados y domingos de 12:00 a 23:00 horas.
Taberna de Nino, pinchos y tapas en Puerto del Carmen (Lanzarote)
Puerto del Carmen
La Bohemia
Qué Muac, restaurante del Castillo de San José de Arrecife
Lanzarote 3: Gastro

Una de bolos en el Bowling Santa Rosa

En el Bowling de Santa Rosa hay cuatro pistas, cada una con casi 20 metros de profundidad en la que aparecen alineados con forma de triángulo la decena de bolos que conforman el objetivo del juego. 

El amplio parqué se construye con listones de madera de arce americano, es ultradeslizante y para su uso se precisa calzado parecido al que emplean para bailar claqué. La casa te los presta, solo tienes que facilitar tu talla, pero recuerda que resulta imprescindible llevar calcetín. 

Como cualquier juego de precisión, los bolos son entretenidos, te obligan a hacer un ejercicio de propiocepción y supone un reto contigo mismo...y con tus rivales. ¿Con tus rivales? Pues no estoy tan seguro porque el fair play es la tónica habitual, pero sobre todo porque el bowling es de las pocas competiciones en las que deseas que a tu rival le vaya bien, le aconsejas cómo mejorar el siguiente lanzamiento o sientes los errores garrafales como propios. Ciertamente, es un añadido diferenciador que potencia las risas y el buen rollo. 

Strike...o al menos un Spare

Siete blogueros de la revista participamos en esta sesión en Santa Rosa. Luis Arencibia empezó como un tiro, demostrando que lo suyo no es correr como un pollo descabezado.

Cada participante dispone de 10 rondas en las que busca el mayor número de puntos y Luis obtuvo dos strikes (máxima puntuación por tirar todos los bolos a la primera) en sus dos primeras tentativas. Un ciclón al que le cambiamos el apellido: Luis Federer en el primer trimestre tenístico de 2017.

El resto de la expedición iba tomándole el pulso al asunto. Sin ser strikes, algún spare cayó. Spare es tirar los 10 bolos de tu ronda empleando dos tiros. Por cierto, y a propósito del pulso, conviene tomarse su tiempo en la elección de la bola que utilicemos. Hay de diferentes medidas y pesos. Vete catando, índice y anular mediante, hasta que compruebes que vas a estar cómodo y que manejarás la bola sin sobreesfuerzos.

Como una hormiguita

La partida continúa descubriendo cosas curiosas. Pero, ¿qué hace Clara tirando con la zurda? Primera noticia que la escaladora de volcanes, cámara mediante, sea zurda. Sin embargo, lo más espeluznante es que a la quinta ronda le diera por probar con la derecha que manejaba, como mínimo, con igual soltura que la izquierda. Una ambidiestra en el grupo. Además de la lateralidad múltiple de Suárez, sorprende la fortaleza de quien se crió en el Chupadero de La Geria. Como para no excederse con las bromas porque un bofetón de Clara podría resultar sonoro. 

Sobre el resto, ¿qué decir? Cubríamos el expediente más o menos. Tanto Nacho, Maxi como quien firma intercalábamos grandes tiros con otros lanzamientos más bien malos. Irregularidad manifiesta. 

A todas estas, con todo el público a su favor (un niño alemán de 6 años), una hormiguita llamada Usoa Ibarra, saludando al tendido desde su Give me 5, empezó a levantar el vuelo, anotándose un par de spares consecutivos, un strike, otro spare, otro par de strikes...

Luis seguía entonado, pero la regularidad de la hormiguita llevó a ésta a asumir el liderazgo recién sobrepasada la mitad de la partida. No hubo manera de que soltara la primera posición, todo lo contrario, amplió la distancia con Arencibia y el resto de voluntariosos boleros. 

Tres generaciones

Mientras Usoa seguía aplicándose en el noble arte de un strike por aquí y un spare por allá, tuvimos ocasión de presenciar una partida vecina con tres generaciones pasándolo divino. Incluso los niños pueden practicar el lanzamiento empujando la bola que se encuentra suspendida en el aire, sobre un implemento semejante a un taca taca. 

El tiempo vuela, nuestra partida (hicimos doble vuelta) se alargó algo más de dos horas en las que tomamos unas buenas cañas en plan Homer o Jeff Lebowski. La movilidad de los participantes posibilitó pasar revista con todos, un rato de palique con cada uno.

Hay que dejar constancia de que efectivamente Usoa arrasó con 200 puntos. Ojito, porque el record del centro está en 250. Póngase a entrenar, Ibarra. 

En fin, diversión, buen rollo, conversaciones variadas, risas, entretenimiento, un par de cañitas...repetiremos.  

Tu partida

- Horario: El Bowling Santa Rosa abre todos los días: de lunes a viernes entre las 15:00 y las 23:00; los sábados y domingos de 12:00 a 23:00 horas. 

- Localización: A la pista se accede por la Avenida del Mar, número 19, de Costa Teguise (mapa). 

- Tarifas: La partida, de aproximadamente una hora de duración, está tarifada a 2,50 euros/persona (de lunes a jueves) y 3 euros/persona (viernes, sábados, domingos y festivos).