Dir.C/ Constitución, 1
San Bartolomé
Plano
HorarioDe 10:00 a 14:00 (cierra los domingos).
Precio6 euros.
Tfno.928 520 655
Correo | Web
2016 Jameos Festival
Puerto del Carmen
Conocer Arrecife
Restaurante Lilium, Marina Lanzarote
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara

Museo Tanit

El tortuoso día a día del campesino de Lanzarote constituye el itinerario etnográfico del Museo Tanit, donde se mantiene la bodega y el lagar, los útiles de labranza y pesca o, entre otros activos, las muestras del ingenio popular frente a las constantes sequías en forma de aljibe y destiladera. 

Otro valor intrínseco a la visita cultural proviene del valor arquitectónico de la vetusta edificación, que data de 1735, cuyas estancias se enriquecen con la exposición de una cantidad ingente de objetos que refleja con precisión el pretérito pulso de tintes dramáticos entre el hombre y la tierra. 

Hay un aroma a malvasía que le acompaña mientras recorre las estancias del Museo Etnográfico Tanit. El detalle con la bodega manteniendo los vinos en las barricas contextualiza la visita en situación real. La casa sobre la que se asienta este espacio cultural rezuma historia, la de épocas pretéritas en las que el lanzaroteño luchaba frente a un territorio hostil, quebrado por las erupciones volcánicas y expuesto a las duras condiciones meteorológicas. Tanit recrea ese mundo, valiéndose de una cantidad ingente de objetos y utensilios que refleja con precisión ese pulso de tintes dramáticos entre el hombre y la tierra. 

Utensilios de labranza del universo etnográfico de Lanzarote

Bajo esas premisas, el campesino y sus circunstancias protagonizan un viaje etnográfico que abarca las tareas de labranza, el culto religioso y las manifestaciones culturales más representativas. La colección no deja hueco sin cubrir: están la bodega y el lagar, diferentes expositores con las herramientas de trabajo agrícola, los útiles de la pesca, las vestimentas folclóricas, las rosetas y las cerámicas del mundo artesanal...Sin embargo, de manera paralela el visitante podrá hacerse a la idea del día a día de la vetusta casa lanzaroteña. Se conservan el aljibe y la destiladera que ejemplifican el ingenio popular frente a las constantes sequías.  

El campesino y su momento de ocio folclórico

Arquitectura popular

El tour cultural tiene otro componente de indudable interés, procedente de la riqueza arquitectónica de la antigua casona, que data de 1735. Asentada en el corazón de San Bartolomé, el céntrico municipio de Lanzarote, la edificación bebe de la esencia patrimonial de la isla: grandes portones y ventanales de madera, el apoyo estructural de la piedra volcánica, el típico patio canario que conecta con el huerto, la graciosa estampa de la ermita...Entre otros activos debe remarcarse la conservación del dormitorio de la época, camastro y cuna de madera incluida en una estancia altísima rematada en el techo con noble madera. 

La casa en que se asienta Tanit representa otro componente de interés cultural

Con todo, el Museo Tanit conforma una de las muestras más potentes del universo cultural de Lanzarote, cuya colección por momentos abruma por la infinita cantidad de objetos, pero que en esencia cumple con su objetivo de plasmar una época en la que el oriundo, lejos de vivir de la naturaleza tenía que combartirla en un ingenioso ejercicio de adaptación permanente.