Dir.Camino Las Rositas, s/n

Plano
Taberna de Nino, pinchos y tapas en Puerto del Carmen (Lanzarote)
Puerto del Carmen
La Bohemia
Qué Muac, restaurante del Castillo de San José de Arrecife
Siete Camicie

Planes perfectos: mirar, caminar y bañazo

Contemplación, ejercicio y relajación. Sota, caballo y rey. Tres en uno.

1) La mirada. Observar desde uno de los bordes del risco de Famara, a 400 metros de altura, la panorámica del Archipiélago Chinijo constituye una de esas asignaturas obligatorias para todos los viajeros. Puede hacerlo desde este encantador balcón. Mapa

2) El descenso. Apreciará desde el mirador la vereda que le llevará al nivel del mar. Es una ruta estrecha y zigzagueante que en su día resultaba vital para la comunicación de los gracioseros con Lanzarote. De ahí su nombre: Camino de los Gracioseros.

3) El chapuzón perfecto. 45 minutos de paseo le situarán en las proximidades del páramo desértico de la playa bajo el Risco. Las tranquilas aguas que bañan esta cala garantizan un chapuzón celestial, en soledad, abrazado únicamente al universo natural que le rodea: al norte La Graciosa, al sur el majestuoso acantilado de Famara.

Imprescindible: a) Calzado. El sendero de los Gracioseros obliga a calzarse adecuadamente. b) Muda. Después del baño habrá que subir la vereda, por lo que evitaremos rozaduras si llevamos ropa de muda.

Nota: Las fotografías de este post son de Ramón Pérez Niz.