Excursiones

Dir.Interior de Ye,

Plano

Viaje al cráter del Volcán de la Corona

* El Volcán de la Corona, fotografías de Ramón Pérez Niz.

Asaltar la cumbre del Volcán de la Corona es una de las experiencias más atractivas de senderismo en Lanzarote. El camino es sencillo, puede abordarse en familia con niños de a partir de 4-5 años, y transcurre por el bellísimo paraje natural del pueblo de Ye.

La vereda se localiza en el corazón del pacífico pueblo norteño, a unos pocos metros de su ermita (ver mapa). La travesía de ida, en su vertiente de ascenso, le llevará tres cuartos de hora aproximadamente.

El paseo resulta de lo más agradable, caminará entre viñedos, con las parras coquetamente separadas entre sí por coquetos zocos de malpaís bañado en líquen. Esta simpática florecilla de suave color verde salpica todo el escenario y conforma uno de los rasgos más diferenciadores del paisaje volcánico de esta localidad. 

A la media hora de caminata identificará una vereda estrecha y escarpada, supone la entrada a la recta final del pateo. Abórdela con paciencia, en apenas 10 minutos se encontrará con el cráter resquebrajado de La Corona.

Al llegar comprobará que ha crecido el marco fotográfico con abundante vegetación rodeando el cono volcánico: flores amarillas y violetas, higueras, babas de líquen...que paradójicamente se integran a la perfección con el ramillete colorido de Corona: un genuino baño de ocres, tonos rojizos y el negro de la ceniza volcánica

Mire hacia donde mire, las vistas son portentosas. Al norte, La Graciosa y si el día está despejado el resto de las islas del Archipiélago Chinijo. Aproveche para disfrutar de las magníficas panorámicas. 

Y por supuesto, inmortalice su ascenso con una buena instantántea con el cráter de fondo fotográfico. 

El caminito de vuelta a Ye es el mismo que el de ascenso. El descenso se completa en unos 35 minutos. Le recomendamos, sobre todo si se anima a la experiencia acompañado de niños, que no se confíe y pise firme porque en algunas zonas la tierra está suelta para así evitar posibles resbalones. Recuerde también llevar calzado adecuado, agua y crema solar. 

Ahora sí, disfrute de la jornada de senderismo.