Paseo sencillo a través de las cenizas volcánicas que conduce al cráter del Volcán de Los Cuervos.

DificultadBaja.
DuracionUna hora.
Distancia2,3 kms.
RecomendacionesCalzado de senderismo. Crema solar. Agua.
Taberna de Nino, pinchos y tapas en Puerto del Carmen (Lanzarote)
Puerto del Carmen
La Bohemia
Qué Muac, restaurante del Castillo de San José de Arrecife
Siete Camicie

Volcán de Los Cuervos

La fusión de las cenizas volcánicas y el interminable manto de malpaís dotan a la ruta de Los Cuervos de un aspecto galáctico, inimaginable en este mundo, más propio de Marte. De este escenario dantesco emergen desperdigados los diferentes volcanes que transformaron en el siglo XVIII la faz lanzaroteña.

La postal puede parecer uniforme, sin embargo el cuadro ofrece infinidad de detalles distintos: las formas rocambolescas del malpaís, la paradójica presencia vegetal (del líquen al tabobo, las tabaibas y verodes) o la extensa paleta de tonalidades que colorea el perfil volcánico: el negro fundido con el ocre y el rojo del fuego.

Inmerso en la caldera resulta complicado describir sensaciones. Digamos que el desorden geológico, los relieves diferentes, las cenizas y la roca esplendorosa, los mil colores y un silencio sepulcral colapsan al senderista. 

 

 

En la ruta al Volcán de Los Cuervos convergen todos los elementos del paisaje volcánico de Lanzarote. Caminará sobre un manto de cenizas volcánicas del que brota en abundancia una florecilla verde (líquen). La vereda de rofe colinda con un valle interminable de malpaís, una mole de piedra resquebrajada, esculpida a base de alisio. La fusión de las cenizas y la roca confiere al lugar un aspecto galáctico, inimaginable en este mundo, más propio de Marte. 

Volcán de los Cuervos, pintura de Jorge Marsá

De este escenario dantesco emergen desperdigados los diferentes volcanes que transformaron en el siglo XVIII la faz lanzaroteña, en las erupciones de Timanfaya. Este de Los Cuervos resultó el punto de inicio de las erupciones y hoy, tres siglos después, luce misterioso por su grado de erosión. Buena parte de su estructura es rofe negro, en contraposición a las cercanas Montañas del Fuego de intenso color rojo. 

Sendero al cráter

El camino es sencillo, ligero y totalmente llano, que unido a la corta duración del sendero (apenas media hora) lo hace transitable para todas las edades. Resulta indicado abordar la experiencia de manera sosegada, degustando cada paso. La postal puede parecer uniforme, sin embargo el cuadro ofrece infinidad de detalles distintos: las formas rocambolescas del malpaís, la paradójica presencia vegetal (del líquen al tabobo, las tabaibas y verodes) o la extensa paleta de tonalidades que colorea el perfil volcánico: el negro fundido con el ocre y el rojo del fuego.

En quince minutos se situará frente al volcán y deberá bordearlo a su derecha para encontrar la gigantesca boca de entrada al cráter de Los Cuervos. Como en toda la travesía detectará el caminito que le llevará a las entrañas del monumento. Inmerso en la caldera, abierta de par en par al cielo, resulta complicado describir sensaciones. Digamos que el desorden geológico, los relieves diferentes, las cenizas y la roca esplendorosa, los mil colores y un silencio sepulcral colapsan al senderista. 

En el interior de Los Cuervos, pintura de Jorge Marsá

Aunque suene a imposible este lugar fue escenario de conciertos audiovisuales, un proyecto creado y dirigido por el artista lanzaroteño Ildefonso Aguilar, que logró sumar al cartel a Brian Eno. El evento tuvo vida entre 1989 y 2002. 

Variantes

El volcán convive entre las dos postales más significativas de la isla: Timanfaya y el valle vitivinícola de La Geria. Para apreciar las gerias tendrá que rodear el volcán en dirección sur, una vez que haya salido del cráter. Otra variante es el ascenso a la cima de Los Cuervos, que debe emprenderse con sumo cuidado en una vereda zigzagueante de cenizas.

Este acceso se localiza en la base del volcán, en el punto que tomamos anteriormente para tomar el sendero hacia el cráter. La subida tiene premio en forma de postales sublimes.  Como nota curiosa hay que señalar que la majestuosidad del Volcán del Cuervo cautivó y protagonizó la portada de su primer y homónimo Audioslave, grupo de metal rock de todos los miembros salvo el cantante de la Rage Against the Machine

Así vivimos el sendero al volcán de Los Cuervos, por Josechu Pérez Niz. 

Más sobre Volcán de los Cuervos:

- Subiendo volcanes, por Clara Suárez. 

- Volcán del Cuervo en fotografía, por Dolmancé. 

Galería de fotos