Categoria4 estrellas.
Todo inc.Entre 100 y 180 euros.
Dir.Avda. del Mar, 6
Costa Teguise
Plano
Tfno.928 590 410
Web | Reservas
Conocer Arrecife
Restaurante La Marea, Playa Honda, Lanzarote
Qué Muac, restaurante del Castillo de San José de Arrecife
Puerto del Carmen
La Bohemia

Be Live Lanzarote Resort

Situado en una de las localizaciones más apacibles del casco turístico de Costa Teguise, el hotel está en primera línea de mar y con acceso privilegiado a la calita de baño por excelencia de esta zona: la playa de El Ancla.

Especializado en turismo familiar, el todo incluido centra al huésped en lo que busca: disfrutar sin preocuparse de nada más. Las habitaciones principales son la doble estándar, la vista mar y la estancia superior. El hotel incorpora una red de ocio infantil, pistas deportivas, el completo gimnasio...

En 2012 se llevó a cabo el proceso de renovación sobre el antiguo hotel ochentero. La reforma ha derivado en un alojamiento moderno, de corte contemporáneo, que realza la estancia en una de las localizaciones más apacibles del casco turístico de Costa Teguise. El Be Live Lanzarote Resort (4 estrellas) ocupa la primera línea de mar, libre del ajetreo del centro del núcleo, y con acceso privilegiado a la calita de baño por excelencia de esta zona: la playa de El Ancla. La oportunidad del chapuzón mañanero (antes o después del desayuno) o al atardecer resulta una de las ventajas más significativas de hospedarse en este hotel.

Panorámica del Be Live Lanzarote Resort, pintura de Jorge Marsá

De perfil familiar, el alojamiento dispone de multitud de zonas de esparcimiento. Destacan las piscinas (una de ellas infantil), orientadas acertadamente hacia el Atlántico y al resto de equipamientos de ocio, como los parques de niños o las pistas de pádel y tenis. Los jardines exteriores limitan con la mencionada playita, a la que podrá acceder a través de un coqueto paseo desde el propio hotel. 

Panorámica exterior del Be Live Lanzarote Resort (Costa Teguise)

La habitación a su medida

La estancia estándar del Be Live sobresale por su decoración y clima confortable. En este sentido cabe mencionarse el suelo de tarima flotante que dota a la habitación de un aire elegante. También resulta reseñable la televisión de plasma, nada que ver con el tamaño ridículo de otros recintos alojativos. Todas las moradas del hotel cuentan con una pequeña pero apetitosa terraza al aire libre. Acorde al huésped habitual, el hotel ha incorporado las habitaciones familiares, con cama fácilmente plegable en el salón principal.

Habitación elegante y funcional

El encanto del alojamiento proviene del descanso con la puerta de la terraza ligeramente abierta y el arrullante sonido del mar. No obstante, si quisiera maximizar el grado de confort, el Be Live dispone de ocho suites, con salón independiente, escritorio, bañera de hidromasaje y la terraza en inmejorable panorámica hacia el océano Atlántico. 

Uno de los rincones más apetitosos del hotel es el ultramoderno lobby. Situado en la planta baja, el variado mobiliario acoge una doble perspectiva: hacia el exterior con vistas a las piscinas y al interior del edificio donde convergen (suspendidas a lo alto) diferentes juegos de luces, que generan un agradable espacio de conversación y relax. La proximidad con el comedor principal hace del lobby un lugar amable, de transición entre el desayuno, el almuerzo y la cena con los planes de ocio para el resto del día. 

El encantador lobby, lugar de transición y reposo

Todo incluido

El Be Live Resort es un hotel especializado en la modalidad de todo incluido. Llama la atención su salón restaurante con la distribución de los manjares en unos mostradores pulcros. Es preferible ocupar la zona exterior del comedor, aunque desde el interior también se aprecia la línea de mar que confluye con el cielo azul. El alojamiento reserva una línea plus con la que el huésped podrá degustar unas marcas de licor y coctelería más exclusiva (extra por persona de 12 euros/día).

La organización de la movilidad en el hotel es destacable. La comunicación de las habitaciones con las zonas comunes de piscinas, las pistas deportivas o el lobby resulta ágil y cómoda. En este sentido, el alojamiento mantiene una funcionalidad excelente. 

La accesibilidad del hotel a sus zonas comunes es excelente

Con todo, el Be Live Lanzarote Resort se erige en un hospedaje encantador, eminentemente tranquilo y muy práctico (el todo incluido). Cabe indicarse la inmejorable relación calidad-precio: podrá desconectar a tres pasos del Atlántico según temporada entre los 100 euros (habitación doble estándar) o los 112 euros (habitación doble vista mar) hasta los 180 euros/noche (habitación superior). La tarifa es para dos personas, que se mantiene intacta con la incorporación de un niño. 

Nota de la dirección: Las fotografías que ilustran este reportaje son propiedad del Be Live Lanzarote Resort.

Galería de fotos