Hoteles

Dir.Avda. Islas Canarias, s/n,
Arrecife
Plano

En el Arrecife Gran Hotel

Martes 11 de octubre, 15:20

Saludos desde el Arrecife Gran Hotel, donde nos acabamos de instalar para pasar una noche y relatar la vivencia. 

Después de las habituales gestiones de recepción ascendemos a la habitación y esta es la imagen de bienvenida. 

El Atlántico infinito, El Reducto a marea vacía con decenas de bañistas disfrutando de un día maravilloso, un buen vino y unos dulces. 

Por la ubicación de la suite resulta sencillo deducir que al despertar vamos a estar...

...en efecto, mirando al mar. Es decir, que tendremos un dulce despertar. 

El jefe de relaciones públicas, Moisés Enoc, nos recibe de manera impecable (profesionalidad y simpatía...2 en 1). Cuando por fin nos instalamos Enoc termina entregándonos una tablet personalizada con las cosas para hacer en el hotel. 

Navego y compruebo la completa agenda del establecimiento: tratamientos de relax y belleza en el Aquaplus, gastronomía en el Star City y Altamar, los conciertos del Pool&Bar...un montón de cosas. 

Sin embargo, tenemos que acostumbranos a estas vistas descomunales, así que reposaremos la mirada unas horas. 

 

Martes 11 de octubre, 17:00

A la hora del té decidimos bajar al Pool & Bar. Es un recinto fantástico, multidisciplinar: para darse un baño en la piscina, tomar el sol mirando al Reducto o el escenario de un concierto de la big band

El día está de sol y playa, así que lo que corresponde es...

Sin embargo, a estas alturas de la extra del verano de Lanzarote ya preferimos la sombrita, máxime cuando nos la procura esta especie de tubo surfero que custodia la piscina entre helechos y plantas gigantescas. 

En el mobiliario, el personal se relaja por completo y de vez en cuando se incorpora a tomar un sorbo del cocktail o el vino que tienen a su vera. 

Nosotros nos acomodamos plácidamente en una hamaca y después de leer un rato una biografía de Chaplin que recuperamos de la biblioteca este mediodía, pues nos dimos un baño sensacional (piscina climatizada). 

Antes de subir a la habitación le echamos un ojo a la carta de cocktails, porque nos gusta este Pool & Bar y volveremos momentos previos a la cena. 

Ahora ducha y paseo.

 

Conectaremos nuevamente al atardecer. 

Martes 11 de octubre, 23:30

A primera hora de la tarde damos un paseo por el centro. El Arrecife Gran Hotel tiene una localización excelente: al sur se abre la gran avenida para la actividad física y el deporte en dirección a Playa Honda y Puerto del Carmen, mientras que al norte camina hacia los monumentos históricos capitalinos.

La ruta transcurrió por el Puente de las Bolas y el Castillo de San Gabriel, la calle Real, la plaza de San Ginés, el callejón de "El Aguaresío" y el Charco de San Ginés. El paseo tiene lugar a lo largo de lo que es la nueva avenida marítima de Arrecife, semipeatonal, y resulta de lo más agradable. 

Volvemos al alojamiento en el momento exacto, justo cuando el sol empieza a esconderse tras Los Ajaches, lo que dibuja un atardecer sensacional. No precisa adornos, sin embargo, en el Pool&Bar suena un chill out que da ritmo a un instante formidable. 

Apuramos, y alargamos, el atardecer hasta la cena, que transcurre en el buffet del hotel. Una cena de altura, digna de un 5 estrellas, productos top: jamón ibérico, cherne, entrecot...

Estamos cansados, pero la noche es una de esas sencillamente perfectas que hay que aprovechar. Así que volvemos a ese Pool&Bar de la segunda planta que a nuestro entender conforma el gran pulmón de ocio del Arrecife Gran Hotel. Aquí nos preparan unos mojitos categoría súper, de fresa. 

Ahora sí toca descansar. Resulta complicado poner palabras al momento en que te acuestas y pretendes conciliar el sueño con esta panorámica en el horizonte. 

 

Buenas noches. 

Miércoles 12 de octubre, 11:30 

Al abrir los ojos esto es lo primero que vemos, lo que viene a resultar la tesis práctica de lo que significa tener un buen despertar. Ni nos calzamos, unos pocos pasos sobre el parqué y asomamos el hocico. Nos miramos y acertamos el plan, agüita con el lenguaje no verbal: paseíto por la orilla antes del desayuno. 

La sombra del Gran Hotel es alargada, sin embargo, a mitad de playa El Reducto se despeja y el paseo activa el apetito. 

Volvemos al buffet del hotel, en la primera planta, admiramos la variedad y la calidad de los productos. Cuesta decidirse pero al final resulta previsible que ella tome un desayuno sano y lo remate con pan tomaca y quien escribe empiece en plan sanote y acabe haciendo un homenaje a los breakfast ingleses: huevos y beicon. 

Las vistas del desayuno son estas. 

Antes de irnos al mediodía queremos un último baño en el Pool&Bar, ya les dijimos ayer lo enamorados que quedamos de este sitio (segunda planta). Hoy más si cabe porque estaban libres todas las camas balinesas y nos apropiamos de una. 

Evidentemente no nos íbamos sin darnos un baño mañanero (10 am) de esos que ante todo resultan reconfortantes, un chute de energía para el resto del día. 

Hasta aquí nuestra experiencia alojados en el Arrecife Gran Hotel. Expectativas superadas con creces.

Si te animas a hacer noche, puedes informarte y reservar aquí.