A las puertas de Timanfaya

Nos encontramos a las puertas de Timanfaya, en un punto de fácil acceso y desde donde apreciarás toda la fortaleza de este escenario dantesco en soledad. 

Son miles de hectáreas de malpaís limadas por el caprichoso alisio que concluyen en el horizonte rojizo de las Montañas del Fuego. Logra atisbarse a las guaguas que hacen la ruta de los volcanes y entre tanto estímulo sobresale la evocadora Caldera del Corazoncillo que parece liberada de la plaga de vinagreras que inundan el lugar. 

* Tuneras y volcanes, por Ramón Pérez Niz. 

El paisaje es sobrecogedor y el silencio atrona cuando deja de silbar el viento. Solo tienes que sentarte en algún bloque de malpaís, elige el menos puntiagudo, y fliparlo. 

¿Cómo llegar a esta butaca de Timanfaya?

* La parte final del camino, fotografía de Ramón Pérez Niz

Por la carretera de La Geria en dirección a Uga, a aproximadamente un kilómetro y medio después de Bodegas La Geria encontrará un cartel "Vinos" que le invita a transitar por una estrecha vereda de tierra. Tome el camino, dejará una coqueta bodega a su derecha, continúe un kilómetro más hasta que alcance una bella casona solitaria. Deje el coche y busque su butaca de malpaís. El mapa