Lugares de interés

Dir.La Geria, 3
La Geria
Plano
HorarioDe martes a sábado entre las 12:00 y 23:00 horas.
Tfno.928 173 115
Web

El Chupadero de La Geria

La casa rural de El Chupadero y en concreto desde su terraza asentada sobre el picón volcánico se consigue una de las panorámicas paisajísticas más sugerentes de Lanzarote: la fusión de las Montañas del Fuego con el valle vitivinícola de La Geria.

La explosión de colores inunda la retina en una gama infinita con el intenso negro del picón que enreda las verdes parras unido al ocre y el rojo de las montañas que dan vida a Timanfaya.

El espectáculo contemplativo se complementa con la pieza arquitectónica, que conserva el marco tradicional rural propio de la isla y en cuyo salón interior encontrará unas estancias íntimas.

Hay pocos sitios que aprovechen la vecindad de los dos paisajes más impactantes de Lanzarote, las Montañas del Fuego y su resultante en forma de picón (rofe) que es el valle vitivinícola de La Geria. El Chupadero lo consigue poniendo a su alcance esta imagen única desde su entrañable terraza, bajo pérgola y asentada sobre las mismas cenizas volcánicas de La Geria.

La luna llena que se posa sobre las cenizas volcánicas de La Geria

La terraza forma parte de la casona rural regentada por Bárbara Hendricks, quien ha logrado fundir la tradición del inmueble con las vertientes culturales de corte moderno. Las fiestas y conciertos regularmente organizados han puesto en nuestra mano la luna llena que se posa sobre el húmedo rofe que da de beber a la vid. Sin embargo, el lugar merece su visita en horario diurno cuando el sol se proyecta sobre la cadena roja de Timanfaya.

Aroma a Malvasía

El Chupadero está rodeado de parras y gerias, las hileras semicirculares de piedra volcánica características de la plantación de parras, por lo que el aroma a malvasía impregna la finca. Desde la terraza el terreno cultivado se funde con la silueta de montañas del Parque Nacional de Timanfaya, atisbándose incluso el tránsito a cámara lenta de las guaguas que circulan en plena ruta de los volcanes.

La Geria y Timanfaya desde El Chupadero

Se trata de una postal única en el mundo, en la que una paleta de colores infinita condensa el negro rofe enredado a las parras verdes con el ocre-rojo volcánico en el horizonte inunda la retina. Si el festín colorista no tiene parangón, las mil formas y relieves que pueblan este escenario aturden por su imposibilidad...hasta que alcanzamos a verlo.

La vieja casa del agricultor

El interior de El Chupadero cuenta con su atractivo, al conservarse la tradicional estructura arquitectónica de Lanzarote. El lagar incrustado en el patio se mantiene intacto mientras que el salón interior ofrece unas estancias íntimas y sugerentes.

Salón interior de El Chupadero.

En su conjunto y sobre todo por sus vistas, la casa se vende sola, pero llama la atención que el cuidado del edificio no tenga reflejo en algunos detalles que enriquecerían aún más el paso por El Chupadero: la escueta carta de vinos (sólo cuatro opciones de caldos lanzaroteños) y la antidiluviana vajilla de coctelería y vinos bien merecerían una revisión en toda regla.

Más sobre La Geria:

Conocer La Geria desde sus montañasSubida a Montaña DiamaMontaña Guardilama, por Clara Suárez. 

Nota: La fotografía nocturna es de Ramón Pérez Niz.