Dir.Avda. de Guinate, s/n
Guinate
Puerto del Carmen
Restaurante Lilium, Marina Lanzarote
Conocer Arrecife
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara
Puerto del Carmen

El Mirador de Guinate

Here comes the sun. En efecto aquí viene el sol, al Mirador de Guinate que acurrucado en pleno risco de Famara se abre de par en par al espectáculo paisajístico que supone ver a las islas del Archipiélago Chinijo posadas en la inmensidad oceánica.

Llegando al Mirador de Guinate

La perspectiva a 500 metros de altura agranda el misterio de estas islitas (la mayor, La Graciosa, apenas alcanza los 29 kilometros cuadrados) donde anida la naturaleza en su estado más puro, entre los volcanes que emergieron del fondo atlántico, las llanuras de jable africano y el reinado de aulagas que campea por el seco páramo. 

La Graciosa es la principal protagonista de la panorámica del Archipiélago Chinijo

Para llegar a este punto tendrá que atravesar el pueblo de Guinate, un diminuto entramado urbano desperdigado en el valle que separa los pueblos de Yé y Máguez, en el que a simple vista sólo tiene vida su Tropical Park, una extensa finca en la que conviven 150 exóticas especies. Sin embargo, aunque las casas estén cerradas a cal y canto los cultivos de papas dan cuenta de que vive gente. Al final de la vía principal encontrará el balcón de Guinate. 

El mirador ocupa una pequeña glorieta al filo del acantilado. El acceso al risco podrá parecerle sugerente, pero pisaría terreno resbaladizo y tomaría un riesgo sin sentido. No hace falta salir de los muros de piedra que bordean a la glorieta para gozar con una de las postales más singulares de Lanzarote. 

Mirador de Guinate, Lanzarote

Tenga en cuenta...

- El alisio sopla con fuerza. Se encuentra mirando al norte, principal vía de entrada del viento predominante de Lanzarote y está a 500 metros de altura en una zona húmeda. Aunque luzca el sol con autoridad conviene llevar abrigo.

- A primera hora del día no. El noroeste lanzaroteño amanece encapotado. Las nubes se posan sobre el risco de Famara y las islas del Archipiélago Chinijo. A partir de las 11:00 de la mañana las nubes acostumbran a desaparecer, quedándose el horizonte despejado. Por consiguiente, evite la visita en las primeras horas del día, supondría perder el viaje.

- Con niños. Si está de ruta norteña con niños y decide visitar el Mirador de Guinate, el paso por las instalaciones del Tropical Park es una oferta complementaria idónea para los más pequeños.