Plan perfecto: el triángulo norteño

Amanece con la autoridad que marca el calendario, septiembre. A saber: calma chicha absoluta, ni un gramo de viento, cielito despejado y temperatura agradable. Son las condiciones ideales para marcarse un triángulo norteño como objetivo. 

Empezaremos por el pueblo de Ye para contemplar el reinado del Volcán de la Corona. Junto a Timanfaya el Monumento Natural de la Corona es uno los paisajes más imponentes de Lanzarote. Más detalles

De Ye a Haría sólo hay un pequeño tramo y los sábados se levanta (10:00-14:30) el impecable mercadillo artesanal del pueblo norteño. Sentarse a tomar el aperitivo rodeado de este ambiente fantástico supone la segunda parada de este plan perfecto. 

Si apura el aperitivo hasta las 14:00 el sol picará lo suficiente para buscar el refresco de una playa. En este primer finde de septiembre, la pleamar coincide con estas horas, por lo que el Caletón Blanco se erige en una de las mejores opciones de baño.

El mapa del triángulo

¡Feliz plan perfecto!

Nota: Las fotografías de este post son de Ramón Pérez Niz