Lugares de interés

Dir.Playa Quemada

Travesía a la Playa del Jardín

¿Quién iba a decir que detrás del páramo seco y la espesura de jable negro y callaos del litoral sureste de Lanzarote se escondería un jardín inmenso y un minimuseo de aire marino? 

Para encontrar el jardín solo puedes caminar adentrándote de lleno en el Monumento Natural de Los Ajaches desde el último rincón urbanizado de la zona, la parsimonia personificada en versión pueblito pesquero, Playa Quemada. Descárgate la ruta, perfectamente señalizada y que transcurre por vereditas de cabras. Sí, aunque parezca increíble, vas a atravesar territorio de pastoreo. 

Cálzate adecuadamente porque tienes unos 50 minutos de caminata, de sube y baja, de zigzagueo, que sin resultar asfixiante sí te va requerir un buen esfuerzo. Háganse una idea con estas dos imágenes.

 

Con la brújula puesta en el sur, entre los afilados acantilados, descubrirás las místicas playas de Playa Quemada, de intenso jable negro, normalmente solitarias...esta que ven a continuación, La Arena

Las postales costeras contrastan con los barrancos que te llevan a Femés. Aquí el Barranco de la Higuera. 

La segunda playa que visitamos es El Pozo, con un vestigio de la casa soñada por una pareja de ermitaños. 

Y el pozo instalado para proveerse de agua. 

En la tercera y última cala de esta travesía localizamos la Playa del Jardín, una diminuta cala de callaos y arena negra, de unos 60 metros, en cuyo costado sur se ha levantado un pequeño refugio adornado con restos que alcanzaron la costa desde 1991. El minimuseo y el jardín adyacente fueron levantados por una pareja local, residentes de Arrecife, que sigue mimando este rincón entrañable. 

Piedra, rofe y variedad de especies en el minijardín de cactus. 

Un reguero de recuerdos del mar en la cuevita del acantilado. 

Hacia la orilla, siempre a resguardo del viento, una inmensa piscina natural se erige en spa reparador tras el pateo. 

Tómate el tiempo que quieras y si apetece quítate toda la ropa. Lo normal es disfrutar del baño en soledad. Mira nuestra llegada en vídeo

Eso sí, cuando nosotros hicimos la ruta (15 de enero de 2019), hubo un momento en que tuvo lugar una invasión de runners. Una veintena de cabras locas alcanzó la Playa del Jardín corriendo desde Puerto Calero. 

Tan pronto vinieron se tomaron un respiro, y siguieron su camino. 

Nosotros nos cambiamos y volvimos por donde vinimos. 

¿Te animas?

Ten en cuenta...

- El horario del sol. Tienes que volver a Playa Quemada con luz solar. 

- No te salgas del camino. Descarga la ruta

- Lleva agua, crema solar y calzado adecuado. 

- El tiempo estimado de la ruta, ida y vuelta, es 1 hora y 40 minutos. 

¡Disfrútalo!