Ocio

Dir.Arrecife

En el Canarias Jazz

(por Ornelia Cabrera)

El jazz es mezcla, es improvisación, es mestizaje. La orquesta de Jazz de Canarias paseó todo esto y más por Lanzarote, en el Cine Atlántida.


Acompañados de una sucesión de imágenes antiguas, de fondo enfatizaron cierta nostalgia cubana. En esos momentos, Judith Porto aparecía exuberante a transmitir  alegría con  su voz. El director, René González, intentaba educar al público a la vez que pasara un buen rato. Como estábamos en un cine y yo amo los gestos teatrales, no podía dejar de pensar en aquella película Whiplash, cada vez que el director de orquesta cerraba el puño al final de cada canción...
 
 
Que la vida debe ser una canción de jazz, en la que una improvisa un tono, le sigue otro con otro, y mientras dura, se busca la forma de que armonicen, sin ser nunca iguales, sin ir nunca a la par del todo...Mientras alguien sea capaz de oir, de captar que es música de bar oscuro, por más que se toque en teatros...El buen jazz debería ser capaz de transportarte a un antro. Y si estás en uno, sacarte de allí por los aire...Contradicciones de partitura no escritas.
 
 
Así el jazz, de nuevo logró mestizar en una sola sala música, cine y fotografía. Que al fin y al cabo mestizos somos todos,  como es  lo realmente interesante de la vida. La pureza solo en el agua, muchas gracias.
 
Nota: Las fotografías de este post son de Bárbara Müller.