Ocio

Dir.Avda. Puerto Naos, s/n
Arrecife

En La Bien Querida

(Texto: Ornelia Cabrera. Fotografía: Bárbara Müller.)

"¿Escucho canciones de amor porque sufro o sufro porque escucho canciones de amor? ", se preguntaba el personaje de Alta Fidelidad.

Canta al amor en un mundo millenial que huye de cualquier tipo de emotividad como de la peste. Un mundo cada vez más aséptico que no se toca más que con emoticonos.

A solas con su guitarrista. Dos seres introvertidos. Ella se queda del todo desnuda (metafóricamente), sin boa, sin biombo ni nada.

"De sentir tanto ya no siento el corazón...", canta. Y es sutil su mensaje. Quizá no apto para todo tipo de paladares.  Y a mí me encanta que exista y viajar a los lugares que ella muestra en sus letras.  Donde la gente sí se toca. Aunque sea con canciones.