Ocio

Dir.Arrecife

[Gastronomía] Ponga un Personal Chef en su vida...y en su casa

Cuándo: A tu disposición. Dónde: Donde tú quieras. Precio: Según presupuesto. Más detalles: Lanzarote Personal ChefResérvatelo: 654 275 308. 

¿Qué sería de nuestras vidas sin proyectos locuelos como este Lanzarote Personal Chef? Sin duda, la vida resultaría más monótona. Así que de entrada hay que agradecerle al chef Miguel Ángel Garcés que se haya enredado la manta a la cabeza poniendo su sabiduría en los fogones a quien quiera aprender mientras se dispone un homenaje gastro en su casa o el lugar que habilite al efecto, en pareja o con la cuadrilla de amigos. 

Si ya tienes requetevisitados los restaurantes de la isla y/o quieres una experiencia nueva, Garcés adapta su menú a las apetencias del comensal, y del presupuesto, claro, y la cosa sería algo así...

- Anima a la peña: Lista de difusión o grupo de whatsapp, incluye a tu grupo de colegas gastronómicos, "hey, ¿contratamos a un personal chef para kedada gastro? Yo ofrezco mi casa para...". Cuantos más colegas consigas, más risas y mayor presupuesto. 

- Somos 9. Con el número de colegas establecido, y el presupuesto concretado entre colegas, "nos queremos gastar x por persona", contacta con Garcés, llamada o whatsapp al 654 275 308, para fijar día, hora, presupuesto...

- Garcés se encarga de todo. El chef hace la compra, lleva la Ronner a cuestas para cocinar a baja temperatura, y monta todo en el hogar de celebración. 

- No todo va a ser comer. Va de aprender, si quieres. Garcés tiene muchos guisos en sus manos, y después de muchos años la pasión por los fogones sigue intacta. Lo tienes en tu casa preparándote una cena de ensueño y se abre a ti para enseñarte todo lo que elaborará. Mata dos pájaros de un tiro, y aprende. 

- Ahora sí, a cenar. Y viendo cada paso del chef, y con la mesa dispuesta, seguro que cada bocado de la cena sabrá mejor. 

Cena a ciegas

Otra posibilidad con Lanzarote Personal Chef es celebrar un evento gastronómico en tu casa con una cena a ciegas. La diferencia está en que en ningún momento acompañarás a Garcés durante la elaboración del menú. 

Antifaz mediante, la experiencia deja un recuerdo imborrable en quienes lo han probado, y la mandíbula estresada de tantas risas. La cena a ciegas funciona del mismo modo, reúne a tu gente, fija un presupuesto, contacta con Garcés, acuerden día y hora...y a flipar.