Restaurantes

Terraza
Dir.Puerto del Carmen

DER: El showtime de Elba Cabrera

En los 80 Magic, Worthy y Kareem formaban la columna vertebral de aquellos míticos Lakers que cada noche en el Forum de Inglewood practicaban el showtime. En teoría era baloncesto, pero a los ojos del personal la función se asemejaba más bien a poesía en movimiento. Pases al tendido, ritmo electrizante, la elegancia del Sky Hook...y todo con un sonrisa hollywodense dibujada en el rostro que camufabla el sudor. 

Aquellas sensaciones recuerdan a lo que percibimos en el restaurante DER, una extraña paradoja viviente entre la masa de apartamentos cortados por la misma tijera de Puerto del Carmen. DER es el proyecto de Elba Cabrera, una chef cuidadosa que labra todo lo que despacha con paciencia artesanal: en DER José María tuesta el café, Elba confecciona un maravilloso pan brioche, y el resto del equipo da porte a las creaciones de Cabrera...ya sea en formato desayuno, de brunch o de burguer casera. 

El showtime de Elba discurre en un escenario de ensueño, espacioso, elegante, pulcro, cuidado hasta el mínimo detalle incluyéndose un sutil hilo musical que invita a posar las posaderas y no levantarlas durante horas. 

Nuestras visitas, siempre con reserva previa, suelen coincidir con la apertura del local, casi siempre vamos los domingos a las 10 am. A esas horas DER acostumbra a tener un tráfico normalito de sedientos del showtime, por lo que la degustación de las cositas ricas de Elba acontece en ambiente Zen.

Aún así, entiéndase que la cocina corta la fruta, las hortalizas y las verduras al momento, esto es, que se toman su tiempo, sin embargo, se pasa volando cuando apuras un café portentoso ultimado con sumo mimo por el gran José María. "Café, José María, por favor", le pedimos. "¿Cuál?", pregunta. "El que tú te tomarías, José María", le respondemos dejándole claro que en materia cafetera hágase su voluntad. 

Fue un café etíope, con filtro, que no precisa ni un grano de azúcar, y que al parecer "es probable que aprecies unas notas cítricas". Las notas las apreciará Sara porque este olfato sigue lastrado por 20 años de fumador empedernido. 

Con el café damos cuenta del periódico, que es la carta del lugar, cuyo ideario figura en unas conmovedoras líneas firmadas por la propia Elba, y que en su reverso contiene un sinfín (cada vez mayor) de propuestas que al leerse provoca la segregación de saliva en cantidades industriales en boca. Yo dejo de leer, ella sin embargo sigue curioseando y a cada sugerencia que le llama la atención procede a anunciarla en voz alta y remata con un "ummmm".

Me río por dentro porque por muchos "ummmm" que pronuncie, sé de sobra que va a pedir el Summer Love. Si existiera la reencarnación ella fue en su día salmón noruego...o lo será en el futuro. ¿Que qué es el Summer Love? Además de abrir Grease con Travolta y Olivia, el Summer Love es la versión refinada de la asistencia perfecta de Magic Johnson hecha desayuno.

Ocurrió. Cuando José María vino con la comanda y el boli, ella dijo "Summer Love" mientras yo me ponía una pinza en la boca para no romper a reír. Por su parte, un servidor, socio número 1 del club "se dejaba llevar", se decantó por lo que eligiera Elba. "Lo que Elba me sirva, José María". El tema es que desde que nos conocimos, Elba sabe que mi nombre empieza por Jose...así que me adjudicó el "Don Pepito". ¡Toma Don Pepito!

El abordaje a "Don Pepito" transcurre a velocidad reducida, algo así como "vísteme despacio que no tengo ninguna prisa". Ella mira a "Don Pepito" de forma lasciva, pero no se atreve a pedir una porción. A lo más que llega es a preguntar "¿cómo está eso?". Lo plantea como una indirecta, ella pensará algo así como "después de mi pregunta entenderá que quiero probarlo". Yo me hago el tonto para hacerla sufrir, pero no aguanto mucho tiempo porque sufro al verla sufrir (oh, qué potito es el Love!), así que la nutro posando una tajada generosa de "Don Pepito".

Los niños de ella no paran de dar la lata (fíjese el lector que cuando dan la lata los hijos solo son de ella) y le sacan a la madre un creppe con Nutella. "Venga, que es domingo", dijo ella...dando a entender que les habría negado el creppe si se lo pidieran un lunes. El creppe viene regado con unos Smarties. 

El showtime se pasa volando y eso que llevamos más de una hora. Véngase con calma y en el caso de que acuda con los chinijos (como fue nuestro caso), asegúrese que las fieras griten bajo por respeto hacia el resto de comensales. Tenga en cuenta también que ese día con unos brunch como estos tendrán que saltarse el almuerzo. Terminamos con el Summer Love y el Don Pepito a las 11:00, y nuestra siguiente toma fue a las 20:00. 

A la salida tienes opción de llevarte el café de DER a casa. 

¿Dónde?

DER se localiza en la C/ Juan Carlos, I, Puerto del Carmen. Mapa

¿Cuándo?

El showtime de DER abre de miércoles a domingos. De miércoles a sábado entre las 9:00 y las 16:00, los domingos de 10:00 a 16:00. Recomendable reservar mesa previamente llamando al 928 841 388.