Terraza
HorarioDe 13:00 a 23:00 (cierra los martes).
Dir.Avda. Marítima - Esquina C/ Cruceta (Local 1),
Playa Honda
Plano
Tfno.928 689 938
La Bohemia
Playa Blanca turística
Puerto del Carmen
Restaurante La Marea, Playa Honda, Lanzarote
Restaurante El Risco, La Caleta de Famara

La Rebotica, el laboratorio culinario de Ernesto Palomar

El joven chef Ernesto Palomar quiere comerse el mundo y acaba de abrir negocio propio en un enclave privilegiado, en primera línea de mar de la dinámica avenida de Playa Honda (mapa).  

* La Rebotica de Ernesto Palomar, fotografía de Ramón Pérez Niz

El local está distribuido en dos estancias, una interior vestida de forma más elegante, y otra con un perfil más veraniego, aprovechando su cercanía al mar. Sobresale la iluminación y el diseño limpio.

En el espacio, bien amplio, rectangular, corre el aire, es decir, que no hay sensación de saturación de mesas. 

¿Qué cocina encontrarás?

Una apuesta decidida por el producto local, del mar o del terruño, de elaboración, que condensa el aprendizaje de Palomar extrayendo la esencia del kilómetro 0 reflejado en su buen hacer durante su penúlima parada en la Puerta Verde de Haría. 

Esta sardina ahumada conforma el ejemplo perfecto de la cocina de la Rebotica, sumo cuidado en tratar el producto (chapó por ese corte del lomo del pescado) y mix de texturas con la mermelada de gofio y queso, al que quizá le sobraba un pelín de grosor para que el sabor extraordinario de la sardina no se rebajara ni un ápice. 

El menú continuó con un ceviche de cherne y escaldón de gofio y millo. El pescado con el corte exacto lograba sumergirnos en las profundidades del mar, y congeniaba con el toque dulzón del escaldón soberbio y el cilantro que todo ceviche que se precie debe tener.  

Tercera etapa, subimos piñones porque se nos presenta un Alphe Duez, arroz cremoso de lapas y plancton marino. Un plato brillante que a buen seguro Ernesto mantendrá en carta de manera permanente. ¿Que a qué sabe? Cada cucharada se asemejaba a una inflitración de mar pura. Sencillamente brutal. 

Otro plato de la carta es este prensado de cochino con crujiente de gofio, cebolletas, espárragos trigueros y jugo de frambuesa. Ocurre aquí lo mismo que el queso y la sardina, sobre todo con el jugo de frambuesa, servido en exceso en nuestra opinión, que puede distraer de la esencia que en este caso es el cochino perfectamente cocinado por Palomar.  

 

Hubo un postre que estuvo a la altura del menú. Un momento dulce de gofio y plátano con sorpresa.  

Y si el postre estuvo a la altura del nivel de Ernesto y el equipo de cocina, hay que señalar que la correspondencia se transfiere también al servicio. A pesar de la juventud de casi todos, demostraron que ya tienen sobre sí un largo recorrido. 

No podemos cerrar este post sin remarcar la relación calidad/precio de la carta. Sorprende el ajuste que ha hecho Ernesto para hacer accesible la cocina de elaboración. 

Entre la más que correcta relación calidad/precio y la localización de la Rebotica, le auguramos una buena sobremesa perdiendo la vista en el mar, a gusto, relajado, digiriendo las delicias de cocina. 

Reserve mesa

- La Rebotica abre su cocina todos los días excepto los martes, en horario ininterrumpido, de 13:00 a 23:00 horas. 

- Puede reservar llamando al 928 689 938.