Restaurantes

Terraza
Dir.Plaza Janubio, 3,
Costa Teguise
Plano
Tfno.928 585 527

La Romántica: pasta sabrosa y ligera

Aquél día no terminaba de explicarme cómo era posible que tras ingerir cinco platos me sintiera tan liviano. El responsable saltó raudo a dar la respuesta en el castellano que adquiere a pasos agigantados: "pasta fresca sin aditivos, ni conservantes...no levadura, que te hincha...esta pasta es sana", sentenció al tiempo que señalaba el artefacto con el que cada día, siempre al mediodía, prepara el spaguetti, el tagliatelle, el penne, los raviolis, fusillis...

* La máquina para hacer la pasta, fotografía de Ramón Pérez Niz

"Un día te enseño cómo se hace", y ese día llegó el pasado viernes cuando Simon Malkin, chef de La Romántica de Costa Teguise, me recibió con este plato de sémola, sal y huevos. Estos mimbres darán flores en forma de pasta. 

Los ingredientes se introducen en la parte superior de la máquina y la forma de la pasta dependerá del molde que coloque el chef en el borde inferior del aparato. Será aquí, en el molde, donde broten los penne, los fusillis o los tagliattelles. 

En apenas un cuarto de hora Simon ha fabricado esta sugerente bandeja. 

Ya en la cocina se encarga de distribuir la pasta en raciones. Todas deberán tener el mismo peso y se almacenarán en la nevera hasta su cocción que se espera el mismo día. Hasta en las tareas más rutinarias, como esta del pesaje, se observa a Simon entusiasmado y concentrado. Este hombre transpira pasión. 

Hasta aquí era el reportaje, pero a continuación se produjo "un secuestro": "Ahora haré un plato y almorzamos juntos". La creación, una adaptación enriquecida de Malkin de la pasta del pobre de Italia, sostiene los tres puntos cardinales del chef: limpieza, producto saludable, sabor. 

Si la pasta es fresca y casera, los cherrys y hierbas aromáticas proceden de la finca que tiene Simon en San Bartolomé: "agua y sol es lo único que recibe mi tierra". 

Serán unos spaguettis con langotinos, aceitunas negras, ajos, tomatitos cherry, queso parmigiano, guisantes y un mix de hierbas aromáticas. 

Simon se pone en acción y cuando ya tiene toda la guarnición preparada, salpimentada en la sartén, echa la pasta al fuego hirviendo y en apenas minuto y medio (ventajas de la pasta fresca) los spaguettis están al punto. 

Tomo asiento y el hombre viene con un pedazo de queso parmigiano que presenta un hueco impresionante en su parte central.

Simon vuelca los spaguetti en su interior, los remueve para arriba-abajo-derecha-izquierda...

...y los sirve después de raspar el interior del parmigiano impregnado de sustancia. 

El plato tiene una pintorra y un aroma que alimenta. Tenedor y cuchara, vamos para allá. 

Hablamos, por supuesto del sabor extraordinario que desprende cada bocado, pero también de salud: "la medicina actual con la alimentación de hace medio siglo...y viviríamos 100 años", me dice Simon. Esta es, sin duda, la máxima de mayor peso de La Romántica.

El almuerzo concluyó a las 14:00. Hasta las 20:30-21:00, quien firma no tuvo deseo de comer absolutamente nada. Otra cuestión que me adelantó el cocinero: "La levadura en la pasta industrial te infla y encima al rato tienes hambre". 

Comer o cenar en La Romántica

- Estos spaguetti no estaban en carta. Y le pregunté por qué a Simon. "Teníamos que hacer una carta sencilla, pero cada día si tú quieres una pasta especial con carne o pescado o una carne o un pescado especial, eliges y la hago". Esta es muy buena opción, ponerse en sus manos, "me apetece esto", y a ver cuál es la sorpresa. 

- La Romántica se localiza en la Plaza Janubio, 3, Costa Teguise. El mapa

- Abre todos los días de 12:00 a 23:30.

- Puedes reservar mesa llamando al 928 585 527.

- Cena degustación, así lo vivimos.