PrecioEntre 20 y 25 euros.
Terraza
Horario13:00 a 23:00. Domingos: 13:00 a 16:00.
Dir.Avda. Islas Canarias (Aptos. Celeste, Local 4)
Costa Teguise
Plano
Tfno.928 590 935
Qué Muac, restaurante del Castillo de San José de Arrecife
La Bohemia
Restaurante La Marea, Playa Honda, Lanzarote
Puerto del Carmen
Lanzarote 3: Subiendo Volcanes

El Cochino Cojo

El Cochino Cojo tiene su especialidad en los pinchos y tapas de cocina española. Sencilla, a base de productos frescos y raciones generosas, ha logrado ocupar un espacio destacado entre las opciones gastronómicas de Costa Teguise. Es un sitio ágil que renueva con frecuencia su surtido de pinchos y sugerencias de temporada, a la vez que mantiene un abanico fijo en la carta más ambicioso y elaborado. 

Montaditos de El Cochino Cojo, Costa Teguise, Lanzarote

El rincón no brilla a la altura de los fogones. Un lugar sobrio, sin aspiración alguna a nivel decorativo, cuyo aspecto más reseñable proviene del acertado mobiliario de la terraza (punto neurálgico de El Cochino Cojo): un conjunto de madera en mesas y sillas tradicionales, dos grandes bancadas para grupos numerosos y una curiosa barrica que hace las veces de mesa. Hay que reconocer el esfuerzo de la casa por cobijar la terraza del frecuente viento lanzaroteño: la pérgola y los refuerzos de unos toldos frontales y otro lateral han reducido a la nada la influencia del viento en la confortabilidad de la velada. Sin embargo, la alta demanda del sitio y un excesivo número de mesas hace algo ruidosa la estancia.

La terraza de El Cochino Cojo

Rico, rápido y económico

La pretensión de ir más allá con la confección de unos sustanciosos montaditos se hace notar. El mimo en su preparación se percibe al primer bocado. La degustación de un buen pincho de morcilla con un champiñón rebozado o la agradecida porción de queso de rulo de cabra acompañan la conversación inicial. El Cochino Cojo incorpora en sus aperitivos ibéricos selectos y variedad de tortillas. Para tapear, la casa mantiene de manera permanente las croquetas de cherne y piquillo y las sabrosas de jamón y espinacas. Se sirven calamares a la Andaluza, chipirones fritos y unos huevos rotos a los que les falta gracia (o la sustancia principal)...se presentan secos. Sí que convencen los revueltos. Entre ellos, el pletórico de morcilla con piñones y manzana (también ofertan de bacalao, langostinos y piquillo).

Hamburguesa de novillo

La cocina sorprende con las raciones a compartir de arroz negro (bastante logrado) y el risotto de langostinos. No termina de convencer el cherne en tempura a pesar de su acertada mayonesa de hierbas. El Cochino Cojo redondea su oferta culinaria con platos más sustanciosos: lomo de cebón, ventresca, atún, presa ibérica, una correcta carrillera de cerdo y una aceptable hamburguesa de novillo. La repostería cautivó a la mesa con un flan de quesillo con miel de palma y un sutil mouse de galleta y toffee.

Sorprendente mousse de galleta y toffee

Para tratarse de un rincón de tapas, la casa pasa con nota su apuesta vitivinícola. Variedad de caldos (también por copas) y a muy buen precio. El servicio cumple con eficacia y agilidad el ritmo imperante en El Cochino Cojo, además de resultar bastante agradable.    

Así fue nuestro último almuerzo en El Cochino Cojo, por Josechu Pérez Niz. 

Galería de fotos