Tapas

PrecioEntre 20 y 25 euros.
Terraza
HorarioTodos los días de 12:00 a 23:30 horas.
Dir.C/ Ntra. Señora del Carmen,
Puerto del Carmen
Plano
Tfno.928 515 783.

La Taberna de Nino

Era cuestión de tiempo que La Taberna de Nino procreara otro rincón. Su receta de laboriosos pinchos y tapas es agua de mayo en Puerto del Carmen. En contraste con la colonia de restaurantes de comida rápida y woks asiáticos, la cocina de Nino está a la última y destaca por su aire fresco, de ricas porciones y precio competitivo.

Comedor principal de La Taberna de Nino

El nuevo local, complementario al de la avenida de Las Playas, se asienta en una estratégica ubicación de El Varadero, el puerto de La Tiñosa y el testimonial casco antiguo del núcleo turístico. No hay color entre uno y otro. Éste que resaltamos cuenta con la siempre agradable vista al mar, que incluye a Los Ajaches y en días luminosos a Fuerteventura en la postal, y una mejor accesibilidad-aparcamiento que el vecino a playa Grande.  

Terraza con vistas al Varadero de Puerto del Carmen

El restaurante recibe al comensal en el salón principal con unas coquetas barricas en forma de mesa, entre los vinos de su bodega y los expositores de la barra de madera repleta de ricos montaditos. El lugar resulta ideal para degustar, en formato de aperitivo, una tabla de estos pinchos y el primer tinto. Aunque la decoración es sobria, el comedor conforma un espacio agradable, holgado, y plenamente confortable gracias a un mobiliario robusto, de bello porte de madera. 

Carta kilométrica, pero bien cuidada

Nino asume riesgos con una kilómetrica carta que acoge (sin contar los postres) 91 platos. La plana mayor la compone un surtido variado de tapas ambicioso, con perfil de moderna cocina, tanto en su juego culinario como en la presentación de las raciones. Lo difícil es decidirse porque la lectura del listado invita a la gula, a comandar absolutamente todo: langostinos crujientes, timbal de aguacate, tomate y atún, carpaccio de carne con parmesano, fusión de tartar de atún con aguacate...

Alcachofas de salmón

Esta vez, la mesa se decantó por unas curiosísimas milhojas de pato confitado que combinaba a la perfección con unos generosos tacos de jamón ibérico y una crema de pimiento amarillo. Para empezar, muy buena nota. Sin embargo, los rollitos de cordero relleno de beicon y sobre todo unas mini hamburguesas de cochino negro de Lanzarote, con queso de cabra, cebolla roja caramelizada, rematadas con un juguetón huevito de codorniz elevaron el listón de manera notable. Al respecto de estas últimas, el detallito de incorporar un granizado de sangría a la bandeja, no sólo aporta una gracia estética sino sentido a la degustación.

Insertado en un núcleo turístico de masa, Nino acoge una versión más tradicional. ¿Cómo se maneja un asturiano elaborando croquetas de cherne lanzaroteñas? Supera el envite con creces: croquetas explosivas de un cherne delicioso. Al contrario que estos manjares, decepcionó el bombón crocante de espinacas con langostinos (prácticamente inapreciables éstos). Entre otras tapas, llamó la atención para una próxima ocasión la papaya rellena de pollo y avellanas, los corazones de alcachofas con salmón marinado y el queso de cabra de Lanzarote frito con dulce de higos. 

Grill como complemento

Otra ventaja del local de Nino de El Varadero es su grill. La idea de complementar los pinchos con un buen atún, un solomillo, entrecot o chuletón a la brasa se aborda con mejores garantías de éxito. También está disponible una cocina más elaborada y sustanciosa como la que protagoniza el cherne al ajo arriero, el salmón en papillote o la paletilla de cordero. 

Cazuelita de salteado de espárragos verdes

Hay que remarcar el trabajo repostero de Nino. Con sabor casero sorprendió la tarta de queso y una extraordinaria espuma de tiramisú. En cuanto a los vinos, como con los pinchos, la taberna está a la altura con una completa carta a precios razonables. Por último, reseñar que el servicio cumple con la misma celeridad que la cocina. 

Con todo, La Taberna de Nino se confirma como un rincón gastronómico solvente y abierto a las nuevas tendencias. O lo que es lo mismo, garantiza a los turistas que se alojan en Puerto del Carmen no tener que coger el coche para disfrutar de una buena cocina.  

Galería de fotos