Tapas

Terraza
Dir.Edificio Antiguo Varadero,
Puerto Calero
Plano

The Upper Deck, el santuario de la cerveza en Lanzarote

Doy pasos firmes tarareando "y creo que he bebido más de 40 cervezas" mientras asciendo salivando el Edificio Antiguo Varadero de Puerto Calero. Me dirijo, cuanto más avanzo, más sediento, a The Upper Deck, la cubierta de arriba de esta estación náutica que apenas lleva un mes abierta, pero que navega viento en popa a toda vela saciando la sed cervecera. Hasta 80 tipos de cervezas diferentes podrás encontrar en esta casa que regenta la dupla Roberto-Andreas, unos tipos simpáticos, que han sabido darle una vuelta al concepto de pub. 

Lo han clavado con una carta de burguers, ensaladas, nachos, 25 ginebras, un buen hilo musical y la postal que se obtiene desde la terraza del lugar. 

Atraído como si fuera un imán me pego a los grifos, 4 cañas diferentes, donde me sirven un Pale Ale, tostadita, que entra fresca y ligera por el gaznate. "Oye, pero tiene muy poca graduación esta cerveza, ¿no?", pregunto a Andreas que rompe a reír. "Algo más de 6º", me apunta Roberto. Buff, de las que me gustan a mí, las que carga el diablo. 

Cada caña o cerveza con su correspondiente vaso, algunos muy locos como el que representa a aquél que portaban quienes conducían los carruajes de hace siglos.  

Los grifos están para vaciarse y este resulta el surtido completo de cañas acompañado de una generosa ración de nachos. Una Mahou, otra Alhambra, la ya mencionada Pale Ale, y una Guinnes negra impecable.  

Si el elenco de cañas resulta notable, ¿qué decir del arsenal de cervezas? "80...por ahora", me apuntan para dejarme claro que en breve superarán el centenar. Saben hablarme porque toda esta info me provoca un deseo imposible de frenar por beber más, por venir every day a The Upper Deck. 

Andreas y Roberto me invitan a una degustación, una birra napolitana, otra alemana, y otras dos más belgas. "En la terraza, please, para tomar aire", les pido.  

Ya estamos aquí, bien tiradas, al igual que con las cañas, cada tipo de cerveza con su recipiente respectivo.  

Todas están riquísimas, sin embargo, esta me ha dejado descolocao. 

Tripel, de tres cereales, belga, desde 1697 (5 euros). He bebido mucha cerveza en mi vida. Como esta ninguna. Sabrosona, intensa pero a la vez ligera, de agradable aroma...la perfección hecha cerveza. 

Las cervezas proceden de Bélgica, Alemania, Estados Unidos, Italia y España. Las pueden encontrar por 3 euros, pero la gran mayoría está entre los 4 y 6 euros. Lo dicho, a día de hoy tienen unas 80 diferentes y aspiran al centenar en un corto espacio de tiempo. 

Tuvimos que salir a otra cobertura y nos quedamos con las ganas de probar la hamburguesa de la casa, de la que hablan maravillas. Será otro día, pero eso, sepan ustedes que pueden acompañar el tour cervecero con unas buenas burguers.  

Una sola cosa pendiente, ¿cuándo volveré? Un par de whatsapp descendiendo el edificio para organizar la visita. Por si gustan, sigan la ruta