Dir.C/ Los Loros, 3
Nazaret
Plano
HorarioDe 18:30 a 02:30 horas. Cierra los lunes.
Playa Blanca turística
Puerto del Carmen
Lanzarote 3: En fotografía
La Bohemia
Restaurante La Marea, Playa Honda, Lanzarote

Cueva Lagomar

Pocos rincones nocturnos en Lanzarote tan impactantes como Cueva Lagomar. El pub se encuentra en las entrañas de la antigua cantera de Nazaret, hoy transformada en rincón de arte-naturaleza. Suena funky y chill out, ritmos que encajan con la atmósfera naturista del lugar.

La cueva mira al lago-piscina perfectamente iluminado. La casa dispersa diferentes puntos contemplativos donde la conversación fluye mientras disfruta de la serena noche que se posa sobre Nazaret.  

Las noches en la Cueva Lagomar son mágicas. Hay pocos rincones nocturnos en Lanzarote tan impactantes como éste. La cuevita va con lo puesto: una coqueta barra y unos pequeños habitáculos cobijados bajo una enorme porción del risco de Nazaret. El funk y el chill out brotan del hilo musical. Unos ritmos que encajan a la perfección con la línea de arte-naturaleza del lugar.

La gente pide sus cervecitas, cócteles o combinados y se pierde por la enmarañada red de vericuetos. La cueva mira al lago y a los contornos rocosos perfectamente iluminados. Inteligentemente, la casa dispersa diferentes puntos contemplativos, a base de confortables sillas y mesas de madera, donde la conversación fluye mientras disfruta de la serena noche que se posa sobre Nazaret.

Ensimismado por la belleza de Lagomar resulta recomendable elevar el mentón y mirar al cielo: esa Luna, pletórica, quiere ejercer de complemento con el marco naturista y exótico que disfruta.

Un aire bohemio

La elegancia de Lagomar acoge un aire bohemio. Está en un sitio diferente, el día concluye y se respira buen rollo. Gentes de entre 25 y 45 años conforman el perfil del usuario nocturno de Lagomar. La casa no se complica la vida. Y extraña. No sirve cañas. La cerveza disponible es la Tropical, Heineken y Coronita, a dos, tres y cuatro euros respectivamente.

Los cócteles, una apuesta sencilla a base de mojitos, caipirinhas y tequila sunrise, a seis euros, y los combinados, con marcas normalitas, entre cinco y 7,5 euros. No concuerda esta apuesta coctelera con la exclusividad de Lagomar. Aún así, la experiencia nocturna en la que dicen fue hogar del actor Omar Shariff resulta diferenciadora.