Despertar inolvidable

No quisimos encender la tostadora ni servir el café. Del bungalow, por el camino recto al jable, directos, cholas en mano, un poco de crema en el rostro y caminando que es gerundio. No nos hace falta nada más. Por ahorrar hasta evitamos pronunciar obviedades. Por supuesto que es un día maravilloso, pero para qué malgastar saliva. 

Famara, abierta en canal es una estampa colosal, con el risco imponiendo respeto, unas gaviotas sobrevolando el escenario, y el rugido permanente que procede del mar que algunos se atreven a tildar de malhumorado y que sin embargo resulta una soberbia sinfonía que cierra el círculo naturista. 

Tras la caminata, el Atlántico ejerce tal poder de atracción que terminarás en el agua chapoteando con el pequeño. 

Cuando la playa empieza a coger vida propia...

...decidimos volver a nuestra guarida, apenas a un centenar de metros del jable. Toca quitarse el salitre bajo la ducha de la terraza y ahora sí tomar un buen desayuno. 

Es curioso, los mejores planes gastronómicos se organizan mientras comes. Apurando el café con leche empezamos a barajar hipótesis: "¿Y si vamos a Soo a comprar unos tomates ricos y bajamos luego a comprar unas carnes a la carnicería de San Bartolomé?". 

Mientras unos fueron a por los víveres, otros se quedaron echados leyendo la última de Pérez Reverte, un tal Falcó, a resguardo del viento, en silencio, a gustísimo. Cada 50 páginas, duchita, y al acabar el tercer capítulo, otro salto a la playa. 

Las horas pasan de forma lenta, los colores van cambiando, pero en esencia estamos en las mismas: te encuentras ligero, te sientes liviano, como suspendido en el aire...es lo que tiene este atardecer, que coloca. 

¿Recuerdan aquél plan gastro del desayuno? Llegó la hora. 

Cayó la noche, y el vino, y las carnes, y las risas...

A la mañana siguiente, como el día de la marmota, como el eje que gira y gira para volver a la misma posición, como el noticiario que escupe las mismas noticias cada día, ahí sigue, invariable, ahorrándonos la obviedad del buenos días. 

¿Les apetece dormir a tres minutos de la orilla de Famara?

- Solicitud de reserva en Los Noruegos/Bungalows Playa Famara en el formulario.

- Bungalows Playa Famara tiene apartamentos de uno, dos y tres dormitorios. 

- Nosotros nos alojamos en Casa María del 31 de marzo al 2 de abril de 2017. 

- Según la época del año y el número de huéspedes, la tarifa es a partir de 60 euros por día en bungalow estándar y desde 105 euros por día en bungalow con piscina privada.