Caminatas Atlánticas de Lanzarote: Entre riadas de lava de Órzola a Arrieta

Charca de la Novia, entre Órzola y el Caletón Blanco. Fotografía: Josechu Pérez Niz.

El sendero entre Órzola y Arrieta es una deliciosa caminata atlántica por el litoral noreste de Lanzarote. 15 kilómetros estimulantes, de postales formidables, propias e inherentes a un espacio que concentra un alto valor de biodiversidad: arenales, sebadales, centenares de hectáreas de lava con miles de años en sus espaldas procedentes del Volcán de la Corona, desiertos blanquecinos, una colonia de plantas que brotan del fuego, un mar embravecido y una decena de barquillas desperdigadas de quienes soñaron un futuro mejor. ¡Muy diferente pero con algunos rasgos coincidentes a nuestra última caminata costera por el noroeste insular! Lo habíamos dejado en el Mirador del Río

Son las 8:30 am y al contrario de lo que podría esperarse de un reducto urbanístico con apenas medio millar de vecinos, desde el alba Órzola es ajetreo y dinamismo. Lo que tiene ejercer de exclusiva conexión con la única isla habitada del Archipiélago Chinijo: La Graciosa. 

Salida del pueblo de Órzola por el litoral.
Salida del pueblo de Órzola por el litoral.

Hasta la mayoría de restaurantes desperdigados por el puerto, especialistas en servir pescado fresco, papas, mojos picones y vinos volcánicos, tiene sus puertas abiertas para lo que se tercie: en nuestro caso un café humeante que combata en condiciones esta maresía que cala hasta los huesos. 

Las garzas desayunas diamantes

Casi toda la travesía transcurre cerca del mar, por veredas volcánicas o jable blanquecino. De Las Cocinitas (5.5 km de ruta) a Los Jameos toca pasear por la Lz-1 en algunos pequeños tramos. Volvemos a Órzola porque estamos dejando atrás el Banco de la Concepción, una montaña submarina situada a 75 kilómetros al norte de la isla de Lanzarote que genera unas buenas dosis de nutrientes que atraen a numerosas especies como cetáceos, tortugas marinas, tiburones o aves marinas en busca de alimento. No es casual que la mayor reserva marina de Europa tenga su banderita instalada en plan “pica en Flandes” en el Archipiélago Chinijo. 

Charca de la Novia, entre Órzola y el Caletón Blanco. Fotografía: Josechu Pérez Niz.
Charca de la Novia, entre Órzola y el Caletón Blanco. Fotografía: Josechu Pérez Niz.

Además de adivinar la Concepción, la línea costera de Órzola coincide con la familiar playa de El Caletón Blanco, a apenas kilómetro y medio al sur. Esas bajas que calman las furiosas aguas y permiten los bañazos pausados en los Charcos de la Condesa y La Pared, este último una pequeña calita escondida justo al final de la salida sur del pueblo.

Algo más al sur, entre estas charcas y el mencionado Caletón, se localiza la Charca de la Novia, una balsa de preciosas aguas turquesas que ahora mismo, en plena bajamar, sirve en bandeja un desayuno colosal a las garzas que se están dando un festín. 

Un reguero de barquillas

Será en el Caletón Blanco cuando tropecemos con la primera de una decena larga de barquillas africanas que reflejan el fenómeno migratorio. En este caso, la peor de sus caras, la de quienes guían al desembarco a las gentes que huyen de la miseria en una de las peores zonas de la isla, rodeada de malpaís puntiagudo en la que víctimas del miedo y la desesperación pueden quedar despellejados con facilidad. 

Barquilla abandonada en la orilla del Caletón Blanco.
Barquilla abandonada en la orilla del Caletón Blanco.

Particularmente llamativas son las dos que siguen en la orilla de otra de las playitas de fina arena blanca, la Caleta del Mero. Estas dos barquillas, con su fondo prácticamente carcomido y abiertas de par en par, resultan especialmente reveladoras de la desesperación que deben estar viviendo. 

Será la coincidencia y el lugar, que me hacen recordar obligatoriamente a Abuela F., quien en este mismo escenario y enlutada de arriba a abajo resaltaba en el desierto blanquecino de aquellas pelis de super 8 que tanto le debemos al viejo. Ella y su retranca apostadas en algún pedrusco, su melenita cana haciendo un valls con el viento, cuchillo en mano a por la fruta y una fuente en cada muela. Ella que veía a su marido embarcarse sin que aquel supiera nadar en aquella Lanzarote sedienta y desesperada de principios y mediados de Siglo XX. No han pasado ni 50 años y hoy somos receptores, no portadores, de la tragedia. 

En fin, a seguir caminando. 

Un Rey llamado Volcán de la Corona

Buena parte del territorio que estamos atravesando se le debe al Rey Corona, al Volcán de la Corona que reina y gobierna el norte de Lanzarote. Hace miles de años rompió a llorar lava y aquello fue un no parar. ¿El resultado? Una kilométrica riada de malpaís volcánico cincelado de liquen, tabaibas y veroles. Una postal brutal…

El Volcán de la Corona y las riadas de malpaís.
El Volcán de la Corona y las riadas de malpaís.

El estruendo todavía se escucha del contacto del fuego con el mar. La sucesión de calitas hasta los Jameos del Agua es continua: algunas con jable, otras puramente volcánicas, pero todas con la misma esencia, un aroma a seba y a mar que destupe la nariz más obstruída, y la fiereza atlántica. De asaltar el mar tenga presente la peligrosidad del lugar y hágalo en la orillita. 

Playas del noreste de Lanzarote.
Playas del noreste de Lanzarote.

¿Qué es la vida? El sol pasa de lado a lado, respondió

De Órzola a los Jameos del Agua, la primera gran obra del Maestro Manrique, no hay ninguna construcción digna de tal nombre. El único conato son las chozas de malpaís, decoradas con trasmallos y redes marinas, que miran al mar en privilegiada ubicación. Contaba un artista (un horcon boy) que visitaba al lugareño de estas chozas en busca de inspiración y le preguntaba, “oiga, caballero, ¿qué es la vida?”. “La vida es el sol saliendo de un lado y escondiéndose por otro”, le respondió. Lo que no contó fue si añadió “y si no te gusta échale azúcar”. 

A nosotros lo que nos gusta son estas chozas auténticas desde las que se puede soñar despierto, solo hace falta que se vaya el sol y dejar el cielo a oscuras y que no paren de brotar estrellas. “Boh, qué felicidad!”. 

Chozas versión moderna.
Chozas versión moderna.

Seguro que las han visto cuando van en coche a Órzola, a unos dos kilómetros de los Jameos, en un tramo de vía de sube y baja, a su derecha. La fotografía superior es la “chocita” versión moderna. 

Los Jameos: SIC

De las chozas a los Jameos del Agua. Hoy lo  dejamos de lado, pero lo suyo es hacer un kit kat en el universo Manrique, para acto seguido adentrarnos en el entorno del Sitio de Interés Científico, 31 hectáreas que se encuentran en el interior del Monumento Natural de La Corona, cuyo protagonismo principal recae en varios tubos volcánicos inundados por agua, los Jameos, donde habita una forma de vida única y excepcional, pequeños cangrejos blancos que son ciegos, al que sin embargo no desmerece ese entorno preñado de verde en medio de la maraña volcánica.

Veredita de jable en el Sitio de Interés Científico de los Jameos del Agua. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Veredita de jable en el Sitio de Interés Científico de los Jameos del Agua. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

La vereda es de jable en su mayor parte y te lleva de la mano a Punta Mujeres, a sus vericuetos urbanos que siempre te dirigen a las piscinas naturales, a casas blancas con jolateros en los jardines, a las mil y un plantas de Casa Carmelina y el aroma a carne de cabra recién hecho. 

La idea era darse un chapuzón en alguna de estas piscinas, pero entre el mar que estaba especialmente bravucón nos obligó a dimitir y sustituir el bañazo por un chute contemplativo del Charcón y Casa Juanita de Arrieta

COSAS A TENER EN CUENTA

  • DISTANCIA: 15 kms. 
  • DURACIÓN: 4 horas. 
  • PUNTO DE INICIO: Puerto de Órzola (MAPA). 
  • META: Casa La Juanita, Arrieta (MAPA). 
  • VIVIDO: Jueves 16 Diciembre 8:30 am-12:30 pm. 

LANZAROTE3.COM

Si has llegado hasta aquí, déjanos comentarte que desde 2013 recorremos Lanzarote en busca de su esencia para que la disfrutes como un local.

Llegando a la Playa de Las Conchas de La Graciosa Vista Espectacular de Montaña Clara Fotografía Ramón Pérez Niz
Lanzarote3.com, desde 2013 recorriendo Lanzarote en busca de su esencia. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Informaciones, historias, fotografías y vídeos como las que has degustado en este post de Caminata Atlántica entre Órzola y Arrieta, las podrás encontrar en nuestra guía, pero también en su extensiones en las redes sociales, a las que te invitamos a seguir o suscribirte.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email

Deja un comentario

Consejo del Gurú

Jueves 18 de Noviembre

Primeras lluvias "serias". - De 13:00 a 16:00 será cuando llueva con mayor intensidad, 0,3 mm.
- Amaneció a las 7:21 y el sol se pondrá a las 17:59.
- Temperaturas: 19-22º.
Atendiendo al parte, ¿qué hacer, qué ver, qué comer hoy Jueves 18 de noviembre en Lanzarote? Here we go!

21°C
Overcast clouds
domingo
73%
07:46
Min: 13°C
1018
18:25
Max: 20°C
S 4 m/s
lunes
19°C
16°C
martes
18°C
16°C
miércoles
17°C
14°C

Por la mañana

Logotipo Lanzarote3.com