fbpx

Registrarse

Blog

Descubre Lanzarote como un local
El Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca: La intro perfecta a Timanfaya

El Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca: La intro perfecta a Timanfaya

Dónde: Lugar de Tinguatón (mapa). Cuándo: Todos los días de 9:00 a 16:00. Precio: Entrada libre.

Centro de Interpretación de Timanfaya, Puente que te conduce a un mar de lavas. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Puente que te conduce a un mar de lavas. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

El Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca analiza el fenómeno volcánico de Lanzarote, con especial incidencia en las erupciones de Timanfaya (1730-1736). La exposición permanente ofrece una mirada científica a la vulcanología de las Montañas del Fuego y complementa la experiencia in situ de visitar uno de los parajes naturales más espectaculares de Canarias: el Parque Nacional de Timanfaya. El centro turístico está situado a sólo cinco kilometros de este espacio cultural. En este sentido, el museo cumple de manera exquisita su función formadora. De manera sencilla, el visitante se acerca a las claves geológicas que derivaron en las explosiones volcánicas vividas en Lanzarote durante los siglo XVIII y XIX (en 1824 hubo otro episodio de erupciones en Timanfaya).

El Centro de Visitantes está perfectamente integrado entre las cautivadoras coladas de malpaís volcánico que bañan la carretera LZ-67. Es un edificio de baja altura y color blanco. En su única planta se concentra el material didáctico expuesto en una elegante estancia, con suelo de parqué y amplios ventanales que miran al universo volcánico que rodea al lugar. Los laterales del edificio cuentan con una doble terraza, un doble balcón al territorio sinuoso y mágico de los volcanes.

Sala del Centro de Interpretación de Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Sala del Centro de Interpretación de Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

LO MEJOR

  • Didáctico. El material expositivo, en paneles retroiluminados, maquetas y pantallas interactivas, posibilita un conocimiento general sobre el fenómeno volcánico y la biodiversidad que puebla sus dominios. La muestra extiende su apuesta interpretativa a otras temáticas íntimamente relacionadas con la vulcanología: la estructura interna de la Tierra, los Océanos, la generación de la vida…
  • El rugido de Timanfaya. En apenas un minuto se recrea la erupción volcánica en una estación subterránea del edificio dirigiendo al turista a la raíz del fenómeno natural. La experiencia se asemeja a una tormenta. La oscuridad puebla el lugar y los alaridos de la tierra traen consigo los vómitos de lava al exterior. Los guías aseguran que los rugidos de Timanfaya alcanzaron a la isla de Tenerife (otra isla canaria situada a más de 400 kilómetros al oeste de Lanzarote).
El rugido de Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
El rugido de Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

TENGA EN CUENTA

  • El puente sobre el mar de lavas. Ni se le ocurra olvidar que la visita al Centro de Interpretación de Timanfaya tiene continuidad en el exterior, recorriendo el puente de madera que le conduce a un alucinante mar de lavas.

PARA ANTES O DESPUÉS

La visita a Timanfaya tras su paso por el Centro de Interpretación. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
La visita a Timanfaya tras su paso por el Centro de Interpretación. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Si visita este centro, como es obvio antes o después tendrá que acudir a Timanfaya. Pero hay otras opciones de ocio y turismo cerca de Mancha Blanca, se las agrupamos por temáticas.

  • Paisajes. Timanfaya, Sendero Mancha Blanca-Caldera Blanca.
  • Ruta del Vino. Está muy cerca de La Geria donde se asientan las principales bodegas de la isla.
  • Un baño. Famara, Las Malvas, Tenésar.
  • Comer. Asador Grill Tinguatón, Alma, Tapas & +.
¿Compartes?

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.