fbpx

Registrarse

Blog

Descubre Lanzarote como un local
El Mirador de Ye, el inmenso ventanal para disfrutar de Chinijo en soledad

El Mirador de Ye, el inmenso ventanal para disfrutar de Chinijo en soledad

Dónde: Camino Las Rositas, Ye (mapa). Cuándo: Todos los días, siempre con luz solar (consultar puesta de sol).

Del minúsculo pero encantador Mirador de Ye se obtiene una de las panorámicas paisajísticas más deslumbrantes de Lanzarote. La del río que separa la ínsula conejera del Archipiélago Chinijo: un conjunto de islas y peñascos situado a una milla náutica de la isla de los volcanes. Las islas que componen este archipiélago son La Graciosa, Montaña Clara, Alegranza y el Roque del Oeste (el Roque del Este, el otro peñasco de Chinijo, queda fuera del prisma de este lugar).

Desde este balcón natural, La Graciosa se asemeja a una maqueta. Sobre todo cuando detectamos la simpática fisonomía del poblado de Caleta del Sebo (capital de La Graciosa, la única isla habitada de Archipiélago Chinijo). Las sutiles pinceladas blanquecinas de los rompientes de las olas de Montaña Amarilla se muestran sugerentes e invitan a coger el barco ipso facto. La enigmática Montaña Clara con el pedrusco del Roque del Oeste a su lado, y el misterioso contorno de Alegranza, unas pocas millas más al norte, redondean una estampa primorosa.

La postal desde el Mirador de Ye. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
La postal desde el Mirador de Ye. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

LO MEJOR

  • Inmersos en el Risco. El Archipiélago Chinijo concentra nuestra atención, pero merece la pena mirar hacia el majestuoso risco de Famara. Este acantilado de 22 kilómetros atraviesa la isla desde Punta Fariones al céntrico municipio de Teguise y concentra una rica biodiversidad de flora y fauna.
Mirador de Ye. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Mirador de Ye. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

TENGA EN CUENTA

  • La tentación vive abajo, a nivel del mar. El mirador conforma la salida y llegada del sendero de Los Gracioseros. Una travesía zigzagueante que permite descender-ascender el acantilado. La ruta servía de comunicación a los habitantes de La Graciosa.

Hoy constituye un desafío de ocio que nos posibilita un chapuzón en una de las playas más exóticas de Lanzarote: Playa bajo el Risco. ¿Y si llega al Mirador y le entran unas ganas locas por hacer el sendero? Vaya, pues, con calzado adecuado, y muda para evitar rozaduras en la subida.

PARA ANTES O DESPUÉS

La Playa Bajo El Risco, guinda al Camino de los Gracioseros. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
La Playa Bajo El Risco, guinda al Camino de los Gracioseros. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Se encuentra en plena ruta norteña de Lanzarote. Le detallamos posibilidades varias para encadenar planes.

  • Paisajes. Haría, El Volcán de la Corona.
  • César Manrique. El Mirador del Río, Los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes.
  • Un baño. La Playa Bajo el Risco, Caletón Blanco, Famara, La Garita, El Charcón, Piscinas Naturales de Punta Mujeres, Charco del Palo.
  • Comer. La Puerta Verde, Tacande, Mirador de Los Valles, El Marinero y la Muchacha, Bar La Piscina (El Pichón).
¿Compartes?

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.