Sign In

Blog

Descubre Lanzarote como un local
El Charco de San Ginés, allá donde se cruzan todos los caminos

El Charco de San Ginés, allá donde se cruzan todos los caminos

Dónde: Avda. César Manrique, Arrecife (mapa).

Charco de San Ginés, Arrecife. Pintura de Jorge Marsá.
Charco de San Ginés, Arrecife. Pintura de Jorge Marsá.

El carácter marinero de Arrecife obedece a la bella postal del Charco de San Ginés, una ribera natural con aire pesquero que se adentra en la ciudad y que completa el dinámico circuito alrededor del casco histórico de la capital de Lanzarote.

Vecino de la iglesia de San Ginés, del conjunto histórico del Puente de las Bolas y del Castillo de San Gabriel, y de la concurrida calle Real, el Charco se erige en parada obligatoria para hacer balance de su visita a Arrecife. La estampa de la laguna con una nutrida colonia de embarcaciones tradicionales es su principal activo, conformando una singular postal a la que se añade la simpática arquitectura del lugar: unas casitas blancas con sus ventanales, portones y pérgolas de madera en tonos azules o de suave verde.

Barcos, Charco de San Ginés. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Barcos, Charco de San Ginés. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

LO MEJOR

  • Un charco muy vivo. La avenida con forma de anillo que rodea al Charco es un hervidero de vidilla permanente tanto en su rol de pulmón de polideportivo, caminantes y ciclistas aprovechan sus condiciones para el entreno, como de ocio gastronómico y de terracitas.

TENGA EN CUENTA

  • Visitable y disfrutable a todas horas. El Charco tiene una doble cara, de día y de noche. No se quede solo con una de ellas, visite la zona en los dos momentos de la jornada.
El Charco de San Ginés, por la noche. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
El Charco de San Ginés, por la noche. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

PARA ANTES O DESPUÉS

El Puente de las Bolas, para antes o después de su visita al Charco de San Ginés. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
El Puente de las Bolas, para antes o después de su visita al Charco de San Ginés. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

El Charco de San Ginés está disponible todo el día y resulta un buen destino como punto y final, o como paradiña, de una ruta por la capital de Lanzarote. Le ofrecemos diferentes posibilidades para hacer antes o después de su visita.

  • Un agradable paseo histórico.  Y a un minuto más encontrarás el casco histórico capitalino, la Plaza de la Iglesia de San Ginés, el Puente de Las Bolas-Castillo de San Gabriel, la Plazuela, y la Calle Real.
  • Comer. En el Arrecife Gran Hotel, Star City (tapas) y Altamar (restauración), Naia-Mikel Otaegui, en La Puntilla, en Strava.
  • Otros baños atlánticos. En el Reducto o en el Muelle de la Pescadería.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.