Sign In

Blog

Descubre Lanzarote como un local
Timanfaya en soledad, tocando las puertas del cielo

Timanfaya en soledad, tocando las puertas del cielo

Dónde: Diversas localizaciones a las puertas de Timanfaya.

Camino al Corazoncillo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Camino al Corazoncillo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Este es el reverso de Timanfaya, su lado más inhóspito por su accesibilidad, y que nos permite disfrutar de un espacio extraordinario de otra manera, alejados de las visitas en masa al Parque Nacional. Vamos a detallarles cuatro zonas alternativas…empezando por esta:

1) Camino de El Tablero, localizado en la carretera de Uga a La Geria (mapa). Continúe en su coche unos 300 metros por la vereda de tierra y aparque en las inmediaciones de una casona imperial. Ahora avance, malpaís adentro (importante llevar calzado de senderismo, pisará lava puntiaguda), y Timanfaya será toda suya. Mención especial a la Caldera del Corazoncillo, aquí en pintura, de Jorge Marsá.

Caldera del Corazoncillo, Timanfaya. Pintura de Jorge Marsá.
Caldera del Corazoncillo, Timanfaya. Pintura de Jorge Marsá.

Después del chute de Timanfaya puede emprender la ruta del vino a través de La Geria, cuya primera parada resulta obvia, la fantástica bodega El Tablero.

2) Entre El Chupadero y Diama. Tiene que dejar el coche en Bodegas La Geria y tomar una vereda de rofe entre las parras de la propia bodega en dirección a los volcanes. Encontrará esta casa abandonada a los 20 minutos de pateo…

Casa abandonada entre La Geria y Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Casa abandonada entre La Geria y Timanfaya. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

La edificación se encuentra entre las montañas El Chupadero y Diama, tome el lateral de la casa, el que da al aljibe y avance hacia su parte posterior: encontrará una pequeña vereda que le llevará a unos islotes que colindan con Timanfaya. Tendrá que superar una pequeña cota de malpaís, por lo que se recomienda calzado de senderismo. Las vistas apabullan.

Vistas desde los islotes posteriores a la casa abandonada. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Vistas desde los islotes posteriores a la casa abandonada. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

3) De cabeza al primer volcán que entró en erupción. Desde la carretera de La Geria tome la de Tinguatón y avance hasta el aparcamiento del sendero del Volcán del Cuervo, el primero en entrar en erupción en 1730.

Volcán del Cuervo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Volcán del Cuervo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Está inmerso en pleno Parque Nacional de Timanfaya. Lo suyo es hacer el sendero, muy sencillo, que le llevará al espectacular cráter, aunque no es imprescindible. Desde el mismo aparcamiento podrá disfrutar de una amplísima panorámica de la cadena de volcanes de las Montañas del Fuego, así como las de los cercanos Volcán de las Nueces y la propia Montaña Colorada.

4) Montaña Colorada. Deje el coche en la ermita de Masdache y camine por el lado izquierdo de la carretera a Tinajo unos 200 metros. A esa altura acceda a la masa gigantesca de malpaís y siéntese en el menos puntiagudo.

Montaña Colorada. Fotografía de Josechu Pérez Niz.
Montaña Colorada. Fotografía de Josechu Pérez Niz.

Colorada fue el último en vomitar lava en las erupciones de 1730-1736 y su paleta de colores resulta sublime.

Lo mejor

  • Le llamaban Soledad. Es muy diferente la experiencia contemplativa en Timanfaya a estas alternativas, y la principal es esa garantía de tranquilidad, muy acorde a lo que vemos. Evidentemente, la propuesta es complementaria a la visita al Parque Nacional.

Tenga en cuenta

  • Calzado. Lo hemos señalado e insistimos, lleve calzado de senderismo. Se evitará resbalones en zonas de malpaís puntiagudo.
  • La historia de las erupciones. El episodio de 1730-1736, por Álex Brito. Y el de 1824, por Álex Brito.
  • La puesta de sol. Va a caminar muy poco, pero tenga en cuenta la puesta de sol porque en las localizaciones propuestas no existe luz artificial. Lo de hacer coincidir su visita con el atardecer es muy buena idea. Vea este, por ejemplo.
Atardecer en Masdache. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Atardecer en Masdache. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Para antes o después

Se encuentra prácticamente en el centro de la isla, pero lo de ir atravesando La Geria invita a hacerse la ruta del vino mientras degustamos estas postales.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.