Los Charcones: Cómo llegar y disfrutar de las mejores piscinas naturales de Lanzarote

Los Charcones Playa Blanca Piscinas Naturales de Lanzarote Fotografía Ramón Pérez Niz Turismo en Lanzarote Lanzarote3.com Guía online de ocio y turismo de Lanzarote

Un valle rocoso de recovecos caprichosos recibe el azote del Océano Atlántico, con sus aguas encontrando acomodo y formando unas maravillosas piscinas naturales que son conocidas como Los Charcones. Esta suerte de platos acuáticos se extiende por la franja suroeste de Lanzarote, a apenas dos kilómetros al norte del Faro de Pechiguera, en el núcleo turístico de Playa Blanca.

Los Charcones: Hasta el infinito y más allá. Vídeo: Lanzarote3.com.

Le sorprenderá cuando vaya a su encuentro porque el escenario rústico en el que se asientan, un páramo seco y aparentemente estéril, hace difícil sospechar que vaya a tropezar con esta sinfonía de colores.

LO MEJOR DE LOS CHARCONES

  • Un traje a su medida: de todas las formas y colores. Hay multitud de piscinas y sus formas y colores son de lo más variado. Encontrará piscinas inmensas, otras diminutas con forma de bañera, unas con nula profundidad, otras en las que te podrás tirar de cabeza, unas de aguas verdes, otras de azul marino, y otras de sugerente azul turquesa.
Los Charcones Piscinas Naturales de Lanzarote Fotografía Ramón Pérez Niz
Los Charcones. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
  • Calma chicha. El Atlántico ruge con intensidad a apenas medio centenar de metros, y sin embargo, aquí en los pedruscos que ejercen de “solarium” la calma es absoluta. La cantidad de piscinas permite también estar en soledad, si es lo que deseas.

CÓMO LLEGAR A LOS CHARCONES

  • Lo difícil es llegar. Puede hacerlo caminando desde el Faro de Pechiguera a través de un camino de tierra en dirección norte. Unos dos-tres kilómetros le llevará alcanzar los primeros charcones. Recomendable calzarse adecuadamente y proveerse de una muda en el bolso para evitar rozaduras. Ver sendero. Y también puede llegar en coche, “en 2ª todo el rato”, por una zigzagueante vereda que le trasladará al litoral (recomendable guiarse por el hotel en ruinas, único rastro de cemento en la zona). Ver ruta en coche.
  • Bajar el acantilado. Le va a ayudar un buen calzado para descender y ascender el pequeño acantilado que le separa de Los Charcones. Precaución con los chinijos en la aventura, y tenga en cuenta que si son menores de 5 años tendrá que cargarlos sobre sí para bajar y subir.
  • No tiene ningún sentido arrimarse al litoral. El mar pega con fuerza en el borde litoral y avanza una veintena o treintena de metros para rellenar los charcones. Y aquí goza de calma absoluta, por lo que resulta ridículo arrimarse a la costa. Además de ridículo, sobre todo es arriesgado. Se arriesga a que lo coja una ola y lo lleve al mar. ¡Peligro! Precaución mayor si acude con chinijos a Los Charcones.

QUÉ HACER ANTES O DESPUÉS DEL CHAPUZÓN EN LOS CHARCONES

Los Charcones están al oeste del núcleo turístico de Playa Blanca, libre y liberado de cargas con forma de hotel o apartamentos. Lo único construido es el fracasado intento alojativo que cayó en el olvido y ahí sigue en ruinas. La sensación será la de estar alejado por completo de la civilización, pero tenemos la vidilla sureña a apenas 5 minutos en coche, por lo que te ofrecemos varias posibilidades para encadenar planes a tu chapuzón en estas piscinas.

LANZAROTE3.COM

Si has llegado hasta aquí, déjanos comentarte que desde 2013 recorremos Lanzarote en busca de su esencia para que la disfrutes como un local.

Lanzarote3.com, desde 2013 recorriendo Lanzarote en busca de su esencia. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Informaciones, historias, fotografías y vídeos como los que has degustado en este post de Los Charcones los podrás encontrar en nuestra guía, pero también en su extensiones en las redes sociales, a las que te invitamos a seguir o suscribirte.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Deja un comentario

Logotipo Lanzarote3.com