fbpx

Sign In

Blog

Descubre Lanzarote como un local
Ye-Volcán de la Corona, un cráter colonizado por una sinfonía de colores

Ye-Volcán de la Corona, un cráter colonizado por una sinfonía de colores

Dónde: Impresionante sendero que transcurre por el Monumento Natural del Volcán de la Corona (ver ruta). Grado de dificultad: Bajo. Duración: 1 hora y media aprox. Distancia: 4 kms.

Posando con el cráter del Volcán de la Corona a la espalda. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Posando con el cráter del Volcán de la Corona a la espalda. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Asaltar la cumbre del Volcán de la Corona atravesando el portentoso monumento natural que conforma. Ese el objetivo del apacible sendero, una puerta abierta para conectar con el marco naturista de Corona, donde reina la robusta pero preciosa silueta del volcán de Ye y en cuya falda conviven los viñedos de vid y las inmensas bolsas de lava decoradas por el liquen (una finísima flor de verde suave).

Por mucho que el sinuoso volcán reclame su atención, conviene detenerse y contemplar el camino recorrido, hacia Ye, pero también hacia la costa norte y este: observará en privilegiada posición la vasta dimensión del monumento natural norteño con sus miles de hectáreas de malpaís volcánico, y en dirección norte, tropezará visualmente con Montaña Amarilla (La Graciosa), Montaña Clara y la enigmática Alegranza (islotes de Archipiélago Chinijo).

Vista al Río y a La Graciosa desde el Volcán de la Corona. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Vista al Río y a La Graciosa desde el Volcán de la Corona. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

LO MEJOR

  • La llegada al cráter. Esta conjura de formas rocambolescas y relieves mágicos tuvo que dar algo más de sí: mire ahora hacia el pueblo costero de Punta Mujeres y encontrará dos pequeñas cotas camufladas entre la riada de malpaís. Se trata de la Cueva de los Verdes y Los Jameos del Agua, íntimamente relacionadas con el volcán de Yé. En la erupción de hace tres milenios hubo movimiento subterráneo de fuego hacia el litoral. El inmenso tubo volcánico resultante nos regaló la cueva y los jameos, dos de los centros turísticos de mayor renombre de Lanzarote.
Sinfonía de colores. Volcán de la Corona. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Sinfonía de colores. Volcán de la Corona. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

TENGA EN CUENTA

  • La localización. La vereda que le llevará al cráter del Volcán de la Corona está a unos pocos pasos de la iglesia del poblado (ver ruta).
  • A la media hora de sendero la vereda se estrecha y escarpa. El sendero es muy sencillo, pero en la parte final se estrecha y escarpa un pelín. Téngalo presente sobre todo si va con niños.
  • Abrigo. Ye es de los pueblos más húmedos de Lanzarote. Se aconseja, pues, llevar abrigo (viene muy bien sobre todo cuando asaltamos la cumbre de Corona, donde se hace notar el viento).
  • Avituallamiento y residuos. Conviene llevar calzado apropiado para hacer senderismo, así como agua y crema solar. Por favor, transita por un paraje natural. Si genera residuos, lléveselos consigo y deposítelos donde corresponda.

PARA ANTES O DESPUÉS

Mirador de Guinate, para antes o después de su sendero. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Mirador de Guinate, para antes o después de su sendero. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Se encuentra en plena ruta norteña de Lanzarote. Le detallamos posibilidades varias para encadenar planes.

  • Paisajes. Haría, Mirador de Guinate, Mirador el Risco de Famara, Mirador de Ye.
  • César Manrique. El Mirador del Río, Los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes.
  • Un baño. La Playa Bajo el Risco, Caletón Blanco, Famara, La Garita, El Charcón, Piscinas Naturales de Punta Mujeres, Charco del Palo.
  • Comer. La Puerta Verde, Tacande, Mirador de Los Valles, El Marinero y la Muchacha, Bar La Piscina (El Pichón).
¿Compartes?

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.