Hat Trick en el suroeste de Lanzarote: Bermeja, El Caletón y El Golfo

Playa de Guillermo, suroeste de Lanzarote. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Un hat trick en el suroeste de Lanzarote resulta lo más parecido a que te amartizen en Marte y te inviten a dar un paseo por el Planeta Rojo. El triplete que le sugerimos es un pequeño paseo de cuatro kilómetros a través del litoral quebradizo, volcánico, puntiagudo y salvaje que conecta la hipnótica playa de Montaña Bermeja con el pintoresco pueblo de El Golfo. 

Playa de Montaña Bermeja, El Golfo, Lanzarote.
Playa de Montaña Bermeja, El Golfo, Lanzarote.

Hablamos de una gigantesca bolsa de suelo ganado al mar durante las erupciones de Timanfaya del Siglo XVIII, en las que el avance lento pero inexorable de las coladas de lava incrementaron la superficie de la isla hacia el suroeste explosionando con el mar. 

La sinergia, brutal, derivó en un escenario dantesco de malpaíses, playas de jable negro, espumas de mar donde sobrevoló la muerte y hoy gaviotas. Entre estas playas, la de Montaña Bermeja con su laguna verde conforma el punto de inicio del hat trick. 

Sendero Janubio-El Golfo. Playa de Montaña Bermeja. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
El lago verde de la playa de Montaña Bermeja. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

En uno de sus costados, extremo sur para más señas, se identifica una pequeña vereda, estrecha y rocosa, que te adentra en la telaraña volcánica tallada y pulida por la bravura del mar durante estos casi tres siglos. 

Porque el sol de Lanzarote pone tu cara morena.
"Porque el sol de Lanzarote pone tu cara morena". Sombrilla en el extremo sur de la playa. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Átese bien el calzado y hágase camino al andar como cantara Silvio “un ojo en el camino y otro en el porvenir“. Lo decimos por el terreno irregular a atravesar y la tentación de mirar formas y contornos. Mírese, por supuesto, pero con un ojo en el camino que se pisa, no vaya a trompicarse. ¿Caminar, parar, mirar? Sí, y vuelta al proceso: en marcha, stop, contemplación.

La estrecha vereda. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
La estrecha vereda. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Bloques fundidos y pulidos por el mar, crisol de colores, azul marino, turquesa, negrura y rojizo volcánicos, la espuma blanca resultante del embate oceánico…

Malpaís pulido por el mar. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Malpaís pulido por el mar. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Subes y bajas. Este ascenso sobre el relieve, justo en el portal de acceso a la playa de Guillermo, permite tomar conciencia de la magnitud del episodio eruptivo. El mar interminable de lavas aprisionan la Montaña del Golfo cuyas aristas lucen todavía más enigmáticas que desde su misma base.

La playa de Guillermo. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
La playa de Guillermo. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

La belleza de las tomas fotográficas pudiera despertar la equivocada idea de que el escenario es quietud absoluta. Pues va a ser que no, que resulta exactamente todo lo contrario: la postal tiene banda sonora, ciertamente estruendosa, del mar, siempre apetitoso, pero también del silbido del viento que merodea y suspende a las gaviotas en el cielo mientras graznan locuelas, quizá exhaustas por tanta preciosidad desparramada ante ellas. Buen momento para un paseo por la orilla de Guillermo…

Playa de Guillermo, suroeste de Lanzarote. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
"Vísteme despacio, que no tengo prisa alguna". Fotografía: Ramón Pérez Niz.

El festín prosigue como la parranda de los buenos borrachos, sin fin, cuando ya próximos al camino que te lleva al Charco de los Clicos aparecen estos arcos volcánicos y el ir y el venir de las olas. Acomódese unos minutos: embriaga. Evite apostarse en los arcos, el mar es traicionero y no hay razón para encharcar el hat trick.

Arcos volcánicos. Sendero Janubio-El Golfo. Fotografía: Josechu Pérez Niz.
Arcos volcánicos. Fotografía: Josechu Pérez Niz.

La vereda, hasta ahora pegadita al mar, pone el rumbo hacia el interior dando con nuestros pies en la Peña del Guincho en el tramo, primero de asfalto, luego de firme volcánico acordonado, que te embarca en el Charco de los Clicos, la playa de El Golfo, donde Almodóvar capturó a aquella pareja fundiéndose en un abrazo que desembocó en “Los Abrazos Rotos“. 

La Peña del Guincho, antesala al Charco de los Clicos. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
La Peña del Guincho, antesala al Charco de los Clicos. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Antes de abrazarnos, una panorámica al terreno recorrido, responsable de haber roto en sudor y de haberte generado las ganas de inmersión. Ese será el segundo golazo de este plan perfecto: chapuzón que sabrá a gloria. Todo llega. 

Vista del itinerario recorrido desde la cumbre de Montaña Bermeja. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Vista del itinerario recorrido desde la cumbre de Montaña Bermeja. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Llegas a la orilla de la playa de El Golfo, con su Charco de Los Clicos, siempre impasible y al que sin embargo ni las gaviotas se atreven a merodear. A marea vacía puede atravesarse toda la playa. En su defecto habrá que ascender una pequeña cota que te situará en el mirador de Los Clicos, al que llega en procesión una multitud buscando el elixir de la vida. 

Recorra todo el pueblo por su avenida en la que a estas horas lo atraviesa un aroma a fumet que dará vida a paellas, melosos y caldosos con bichos de mar.

Pueblo de El Golfo Lanzarote Fotografía Ramón Pérez Niz
El Golfo, Lanzarote. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Paralelo a su parque infantil, escondido entre peñascos, se encuentra el Caletón de El Golfo, una suerte de piscina natural que se abre ante ti diciéndote: “soy toda tuya”. Ojo, hágale caso, y proceda a uno, dos y tres bañazos, siempre y cuando el mar no esté encorajinado para evitar sustos, que no hay necesidad. Y sí, el plan, inmersos en el mar, está en pleno doblete ahora mismo.

Chapuzón en El Caletón de El Golfo, tras el ida y vuelta a la Playa del Paso. Fotografía: Josechu Pérez Niz.
Bañazo tras la caminata en El Caletón de El Golfo. Fotografía: Josechu Pérez Niz.

El salitre, es automático, como el condicionamiento clásico de Pavlov, despierta la sed y el apetito, exactamente en ese orden, pero tú, astuto, ya te habías adelantado reservando en el Costa Azul de Tato Santana, para dar con tus huesos maltrechos en la primera mesa que mira al mar. 

Restaurante Costa Azul Dónde Comer en El Golfo Fotografía Ramón Pérez Niz
Terraza al Mar del Restaurante Costa Azul, El Golfo. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Arroz con bogavante del Restaurante Costa Azul.
Arrozazo con sabores atlánticos. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

El hat trick es un cabezazo de papas y mojos, un libre directo de lapas y gofio escaldado, una volea de pescado fresco a la espalda, el slalom del barrilete cósmico cuando dejó plantado a tanto inglés con este arrozazo de bogavante. Todo regado de cañas y malvasías volcánicos. Sí, caminaste 4 kilómetros y la conciencia está liberada: como si no hubiera un mañana.

Hat tricks lanzaroteños, tan sencillos de armar como de hacer reales a 15, 20, 30 minutos del punto de inicio en Montaña Bermeja. 

La cuadratura del círculo

Es sabido que si al insaciable goleador o la viajera voraz se le presenta la ocasión, por mucho hat trick conseguido, irá a por su cuarta diana sin miramientos. Ésta brota en forma de atardecer galáctico tras la sobremesa cuando retornamos a Bermeja a por el coche.Vuelva al punto de inicio del sendero y remate a puerta vacía…

Los 10 mejores atardeceres de Lanzarote Atardecer desde la Playa de Montaña Bermeja de El Golfo Fotografía Ramón Pérez Niz
Atardecer en la playa de Montaña Bermeja. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Herramientas para el desarrollo del hat trick (bonus track incluido):

LANZAROTE3.COM

Si has llegado hasta aquí, déjanos comentarte que desde 2013 recorremos Lanzarote en busca de su esencia para que la disfrutes como un local.

Informaciones y sugerencias como las de este post podrás encontrarlas en nuestra guía, pero también en su extensiones en las redes sociales, a las que te invitamos a seguir o suscribirte.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo

WhatsApp
Facebook
Twitter
Email

Consejo del Gurú

Jueves 18 de Noviembre

Primeras lluvias "serias". - De 13:00 a 16:00 será cuando llueva con mayor intensidad, 0,3 mm.
- Amaneció a las 7:21 y el sol se pondrá a las 17:59.
- Temperaturas: 19-22º.
Atendiendo al parte, ¿qué hacer, qué ver, qué comer hoy Jueves 18 de noviembre en Lanzarote? Here we go!

Weather data of this location not found.

Por la mañana

Logotipo Lanzarote3.com