Historia de Lanzarote: Las erupciones de Timanfaya de 1730-1736

Volcán del Cuervo Inicio erupciones históricas de Lanzarote Fotografía Ramón Pérez Niz

Una tenebrosa noche, la del 1 de septiembre de 1730, entre las 9 y las 10 pm, el Volcán del Cuervo se abrió en canal y empezó a vomitar lava. El estallido resultó el inicio de las erupciones de Timanfaya que en diferentes períodos, e intensidades, transformó la realidad física de Lanzarote.

El Párroco de Yaiza, Andrés Lorenzo Curbelo, dejó testimonio de los acontecimientos desde el comienzo de las erupciones hasta que la población de la zona tuvo que emigrar entre 1731 y 1732.

Decía así:

“El 1º de Septiembre (de 1730) entre las nueve y diez de la noche la tierra se abrió de pronto cerca de Timanfaya a dos leguas de Yaiza. En la primera noche una enorme montaña se elevó del seno de la tierra y del ápice se escapaban llamas que continuaron ardiendo durante diez y nueve días”.

Caldera del Volcán del Cuervo Fotografía Ramón Pérez Niz
Caldera del Volcán del Cuervo. Inicio de las Erupciones de Timanfaya el 1 de septiembre de 1730. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Las dos leguas a las que se refería el párroco daban al interior del Volcán del Cuervo, el primero de los diferentes y variados fenómenos volcánicos que vivió la isla. Actualmente, el cráter, abierto en canal con todo su poderío, es el destino de una de las rutas de senderismo más apetecibles de Lanzarote.

EFECTO DOMINÓ

Salvo alguna sorprendente excepción (Montaña Negra), buena parte de los volcanes colindantes al Cuervo entró en ebullición. “Pocos días después un nuevo abismo se formó y un torrente de lava se precipitó sobre Timanfaya, sobre Rodeo y sobre una parte de Mancha Blanca”, explicaba en sus crónicas el Párroco.

Volcán de Santa Catalina, Lanzarote. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Volcán de Santa Catalina, Lanzarote. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Los vómitos de lava destruyeron y sepultaron los lugares poblados de la zona: “La masa de lava llegó y destruyó en un instante los lugares de Maretas y de Santa Catalina, situados en el Valle. El 11 de Septiembre la erupción se renovó con más fuerza, y la lava comenzó a correr. De Santa Catalina se precipitó sobre Mazo, incendió y cubrió toda esta aldea y siguió su camino hasta el mar, corriendo seis días seguidos con un ruido espantoso y formando verdaderas cataratas. Una gran cantidad de peces muertos sobrenadaban en la superficie del mar, viniendo a morir a la orilla. Bien pronto todo se calmó, y la erupción pareció haber cesado completamente”.

NUEVO EPISODIOS

La erupción parecía haber cesado, sin embargo, solo un mes después, el 18 de Octubre de 1730, dejó escrito Don Andrés: “tres nuevas aberturas se formaron inmediatamente encima de Santa Catalina, que arden todavía y de sus orificios se escapan masas de humo espeso que se extienden por toda la isla, acompañado de una gran cantidad de escorias, arenas, cenizas que se reparten todo alrededor, viéndose caer de todos los puntos gotas de agua en forma de lluvia. Los truenos y las explosiones que acompañaron a estos fenómenos, la obscuridad producida por la masa de cenizas y el humo que recubre la isla forzaron más de una vez a los habitantes de Yaiza a tomar la huida, volviendo bien pronto, porque estas detonaciones no aparecieron acompañadas de otro fenómeno de devastación”.

Centro de Interpretación de Timanfaya en Mancha Blanca Fotografía del Mar de Lavas exterior al centro de Ramón Pérez Niz
Mar de Lavas exterior al Centro de Interpretación de Timanfaya, en Mancha Blanca. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Con parones y reanudaciones, el episodio eruptivo continuó hasta 1736. Los científicos han estimado que el volumen de lava pudo alcanzar un 1 Km3 (=1000 millones de m3) modificando por completo la antigua morfología de la isla: entre otras transformaciones, Lanzarote ganó territorio hacia el oeste, lo que hoy son Los HerviderosEl Golfo

En el siglo XIX, durante tres meses de 1824, se produjeron nuevas erupciones, de las que también existen documentos escritos de testigos presenciales. Entre ellas destaca la del cura de San Bartolomé, don Baltasar Perdomo, en el que explica la actividad de los tres volcanes que surgieron: Tao, Volcán Nuevo del Fuego y Tinguatón.

Paisaje de Timanfaya Centro Turístico Las Montañas del Fuego Fotografía Ramón Pérez Niz Guía turística on line Lanzarote3.com
Parque Nacional de Timanfaya. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Después de todos estos sucesos, los volcanes de Lanzarote entraron en un profundo período de calma, dejando su huella y una impresionante colección de postales paisajísticas.

Hoy, la visita al Centro Turístico ideado por el artista lanzaroteño César Manrique acerca al curioso a uno de los lugares más espectaculares de la Tierra.

Más sobre Timanfaya

LANZAROTE3.COM

Si has llegado hasta aquí, déjanos comentarte que desde 2013 recorremos Lanzarote en busca de su esencia para que la disfrutes como un local.

Playa Las Conchas La Graciosa Dónde bañarse en La Graciosa El mejor chapuzón en La Graciosa Fotografía Ramón Pérez Niz
Lanzarote3.com, desde 2013 recorriendo Lanzarote en busca de su esencia. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Informaciones, historias, fotografías y vídeos como las que has degustado en este post de la Historia de las Erupciones de Timanfaya, las podrás encontrar en nuestra guía, pero también en su extensiones en las redes sociales, a las que te invitamos a seguir o suscribirte.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

1 comentario en «Historia de Lanzarote: Las erupciones de Timanfaya de 1730-1736»

  1. Super la informacion. He visitado un par de veces Lanzarote, ya q soy afortunada por q mi familia se extendió, pues mi hijo de caso con un maravilloso Ser Humano de esas tierras.
    Ne gustaria organizar una excursión con senderistas de Barranquilla ( Colombia) ciudad donde vivo, para q aprecien la hermosura de los paisajes y la amabilidad de los habitantes de Lanzarote.
    Gracias

    Responder

Deja un comentario

Logotipo Lanzarote3.com