Historia de Haría: De manantial a cuna de la artesanía lanzaroteña

Historia de Haría el pueblo de las mil palmeras de Lanzarote Fotografía: Ramón Pérez Niz.

La Historia de Haría, el bellísimo pueblo de las mil palmeras del norte de Lanzarote, es la travesía de siglos desde los primeros asentamientos humanos motivados por sus fuentes de agua a la actual ciudad patrimonial, cuna artesanal de la isla de los volcanes. 

1) Sobre sus primeros pobladores y el origen de su nombre

Los primeros pobladores de Lanzarote (se calcula hace unos dos mil años) dejaron su rastro en el territorio que fue su hogar antes de la conquista europea. 

Según apuntan los historiadores Antonio Berriel y Antonio Montelongo, los asentamientos más primitivos en el municipio norteño estuvieron condicionados “(…) a la capacidad de obtención y almacenamiento de agua, la presencia de tierras fértiles de cultivo y pastoreo (…) la existencia de ciertos espacios naturales que sirviesen de refugio ante posibles ataques o invasiones”.

La Fuente de Chafariz con agua y el Valle de Temisa verde que te quiero verde. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Haría, fuente de agua. Chafariz. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

El tránsito de los siglos derivó en la capitalidad de la zona norte (la Vuelta de Arriba) en Haría, cuyo nombre tiene mucho que ver con la toponimia. El historiador Alex Brito desliza en su blog Rubicón la posibilidad de que el término resultara una derivación de Faria: “(…) se sabe que el valle era conocido por los aborígenes con el nombre de Faria, que pudo ser una derivación de la palabra aborigen Chafariz, que significa fuente o manantial de agua”. 

De la actividad de estos primeros harianos quedan rastros de queseras, maretejas (depósitos de agua), grabados rupestres (rectilíneos y podomorfos), y entre otros muchos elementos las cúpulas costeras desplegadas entre las actuales Órzola y Punta Mujeres. Sobre la confusa funcionalidad de estas últimas, las cúpulas costeras, Antonio Montelongo y Marcial Falero señalan en “Tacitas y cúpulas en la isla de Lanzarote” que podían ser empleadas para “(…) machacar determinados productos, como tintes, comidas (…) hasta ser centro de rituales relacionados con la fecundidad o la atracción de lluvias”.  

2) La conquista española, Betancores, Perdomos, y los primeros señores de Haría

Viajamos unas cuantas centurias en el tiempo para situarnos en 1402, en los prolegómenos de la Conquista de Canarias, que se inicia en Lanzarote, pero que en el norte de la isla “pincha en hueso”. 

Las galeras comandadas por Jean de Bethencourt y Gadifer de La Salle tenían como bases las islas de La Graciosa y Alegranza (a una milla y cinco millas náuticas al noroeste de Lanzarote respectivamente) y penetró por el norte de Lanzarote sin rastro de nativo alguno según recuerda el historiador Millares: “Un destacamento al mando de Gadifer y Ramonet de Lenedan se internó (…) hasta llegar a una montaña a cuyo pie brotaba una fuente abundantísima. En estas excursiones que duraron ocho días no se encontró isleño alguno, por haberse refugiado todos en la montaña al ver la nave”. 

Haría se convirtió en el segundo núcleo de importancia en los primeros siglos de colonización. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Haría se convirtió en el segundo núcleo de importancia en los primeros siglos de colonización. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

El encuentro entre la población vernácula y la europea (la conquista y colonización) acontecerá en el sur de la isla, en el Rubicón, en las playas de Papagayo. 

La procedencia normanda en Haría se verá reflejada en los apellidos de la zona a partir de 1418, cuando el señorío se establezca en Lanzarote, principalmente en Teguise y Haría. El caso de los Betancort y los Perdomo, una alteración del apodo francés Prudhomme (sabio, prudente, sensato), conforma una muestra de la colonización del norte lanzaroteño. 

3) La del pirata cojo de pata de palo, secuestros y rescates

La actual Haría, rodeada de su palmeral milenario (por su número), es probable que tomara forma en los primeros años post conquista coincidiendo con el reparto del territorio por los Señores de la Corona de Castilla, Maciot de Bethencourt y el primer Marqués de la isla, Agustín de Herrera. 

Según el historiador Brito “el valle de Haría se constituyó como uno de los núcleos poblacionales más importantes de Lanzarote, sólo superado por la capital, Teguise. Tal era su relevancia que, desde mediados del siglo XVI, cuenta con pila bautismal (Ntra. Sra. de la Encarnación) y curato independiente del de La Villa”. 

Otras muestras del protagonismo hariano en las décadas y siglos posteriores a la conquista quedan patentes con el nombramiento de “alcalde ordinario del valle” y la creación de una cilla, la segunda de la isla, después de la de Teguise. Seguimos citando a Brito: “Existía también un alcalde ordinario del valle, que dependía de los señores de la isla y que informaba de algunas solicitudes de los vecinos y aparecía en cuestiones relacionadas con su cargo y responsabilidad de la seguridad de la zona norte de la isla (…) Contar con un curato y un paulatino aumento de la población la colocó en un lugar privilegiado respecto al resto de la isla. Esto se aprecia con la creación de la cilla (espacio de almacenamiento de cereales) en 1636, siguiendo a la de Teguise que había sido creada en 1613”. 

Mercado Artesanal de Haría. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Haría asediada por piratas durante los siglos XVI y XVII. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Por contar, Haría contaba con escribano público del valle de Haría, rol que ejercía Juan Saavedra, que según indican en su estudio los Antonios (Berriel y Montelongo) “por haber casado con Elvira Camacho, doncella de la marquesa tutora, pasó del arado y la caña al ejercicio de la pluma”. Hablamos de finales de siglo XVI. 

El reflejo del poder civil, religioso y económico de Haría la harían fruta preciada de los piratas que surcaban los mares. Continuos ataques y secuestros sufrió el norte isleño. Los episodios más drásticos tuvieron lugar en 1586 y 1618. El argelino Morato protagonizó el primero al desembacar en la costa de Los Ancones y el litoral de Arrieta para atacar Teguise y Haría respectivamente.

En este último desembarco llegaron a saquear y quemar el palmeral del valle, además de secuestrar a familiares del señorío, sucesos que atemorizaban a la población y que obligaban a escabullirse en las cuevas del norte, entre ellas la actual Cueva de los Verdes

4) Los vaivenes de las crisis y hambrunas, crecimiento, emigración y exorcismo de langostas

Los episodios piráticos serán constantes mientras avanza el siglo XVII, centuria en la que van creándose los caminos que comunican Haría con el resto de pagos de su actual municipio, con el vecino pueblo de Teguise y con la que va tomando cuerpo como futura capital insular, Arrecife. 

Emigración a las Americas...y a Arrecife.
Emigración a las Americas...y a Arrecife. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Los incrementos poblaciones y sus diásporas en diferentes episodios van fluctuando en función de la actividad económica, la sequía, las hambrunas, la emigración interior de la zona central de la isla por las erupciones de Timanfaya hacia Haría, la búsqueda de nuevas oportunidades en las Américas o ya a mediados de siglo XX la emigración interior de Haría a la floreciente industria pesquera del puerto de Arrecife. 

Entre los episodios que dan cuenta de la situación de Lanzarote en aquellos siglos, llama la atención la crisis de las langostas que recuerdan Berriel y Montelongo así como la práctica de su exorcismo. : “(…) en el acta de 12 de septiembre de 1640 del Cabildo Insular, se da como descargo, entre otras cantidades, los catorce reales pagados a Luis de Betancort Peraza, personero, por haber ido con los religiosos a hacer los exorcismos al Valle de Haría para alejar las plagas de tan temido insecto”. Poco efecto tuvieron esos exorcismos porque las langostas que provienen del desierto africano siguen girándonos visita de cuándo en cuándo por estas latitudes. 

5) Agricultores, ganaderos, salineros, orchilleros, artesanos...

Durante siglos los hombres y mujeres de Haría han hecho de la necesidad virtud. Agricultores, ganaderos, costureras, orchilleros, salineros, artesanas, sombrereras, artistas del palmito, productores de vino y aguardiente, zapateros, barberos…Esta riqueza etnográfica luce palmito cada sábado de 10:00 a 14:30 en el Mercado Artesanal de Haría. 

Agricultura en las terrazas de sus montañas y valles, produciendo sal en las salinas del Río (las primeras de Canarias), en la “industria armamentística” por el despliegue militar en los años de la II Guerra Mundial en la batería del mismo Río de las Salinas, el que separa La Graciosa de Lanzarote (geopolítica franquista ante la posibilidad del despliegue de los aliados)…Ya decíamos, que de la necesidad nacían tratados de supervivencia.    

6) La mirada de los primeros viajeros sobre Haría: De George Glass a Olivia Stone

El retrato del paisaje y la sociedad harianas tiene sus primeras pinceladas bajo la mirada del marino escocés George Glass, quien desembarcó en Lanzarote tras su travesía por la costa africana. En su “Descripción de las Islas Canarias” Glass apunta a propósito de Haría: “Me figuro que la componen unos trescientos habitantes. Todos los edificios, excepto la Iglesia y tres o cuatro casas particulares, son muy humildes y pobres”. 

Lo que no le resultó pobre en absoluto fue la gastronomía del lugar: “Al fin llegó la hora de cenar – escribe Glass -, y la comida fue, por lo que respecta a aquella parte del mundo (Haría), no solo buena, sino muy elegante, compuesta de diferentes platos”. Durante la cena, recordaba el marino en su obra publicada en 1764, “las señoras (harianas) se mostraron muy minuciosas en cuanto a sus preguntas referentes a las mujeres inglesas, su aspecto, sus vestidos, comportamiento y diversiones”. 

Vista desde el Mirador de Haría Fotografía de Rubén Acosta Cedida por el Ayuntamiento de Haría
Las primeras miradas. Mirador de Haría. Fotografía: Rubén Acosta.

Otra ilustre visitante de Haría, aguda observadora y mejor escritora, fue la irlandesa Olivia Stone quien viajó a Canarias un siglo y varias décadas después que Glass. Entre las descripciones de Haría destaca una sobre su paisaje que parece haber sido escrita en estos días. 

Escribe Stone tras uno de sus paseos: “Subimos por un camino empinado y pedregoso en un lateral del valle que se extiende hacia el sur desde Haría. (…) Los almendros están cubiertos de hermosas flores blancas, pero sin una sola hoja. El valle está lleno de bancales hasta donde el terreno permite y, por encima, todo está apelado y escabroso, solo piedras cubiertas del liquen. (…) Ha habido un rocío o neblina durante la madrugada, es más probable que sea la segunda, ya que el rocío cae raramente”. Prácticamente vigente en un paseo por la zona unos 135 años después (20 de noviembre de 2021). 

7) Haría hoy: Vergel emblemático, turismo a fuego lento

Haría hoy resulta un remanso de paz, una pieza de suelo de alto valor medioambiental, en donde toma sentido la declaración de la isla como Reserva de la Biosfera. Aquí sí se distingue, y se mantiene, el pulso de su ciudadanía por pactar con su territorio en clave sostenible. 

Haría, hoy. "Turisteando" a fuego lento. Fotografía: Ramón Pérez Niz.
Haría, hoy. "Turisteando" a fuego lento. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Quizá por eso fuera elegida para la última etapa de su vida, la del artista universal César Manrique, cuyo hogar es hoy museo en pleno palmeral hariano. Entre sus callejuelas podemos disfrutar de su rico patrimonio y su cultura, más viva que nunca gracias a quienes siguen la costumbre de dejarse sus dedos haciendo palmito y rosetas, así como degustar alguna de esas exquisiteces de su gastronomía, de la que tan buena cuenta dio Glass. 

Haría, caminito de seis siglos de historia y sus mil formas de matarte a besos. ¡Visita obligatoria!

"Quiero leer más sobre la Historia de Haría"

De las diferentes fuentes consultadas para la elaboración de este post, hemos disfrutado como enanos con el trabajo de Antonio Berriel y Antonio Montelongo. 

LANZAROTE3.COM

Si has llegado hasta aquí, déjanos comentarte que desde 2013 recorremos Lanzarote en busca de su esencia para que la disfrutes como un local.

Llegando a la Playa de Las Conchas de La Graciosa Vista Espectacular de Montaña Clara Fotografía Ramón Pérez Niz
Lanzarote3.com, desde 2013 recorriendo Lanzarote en busca de su esencia. Fotografía: Ramón Pérez Niz.

Informaciones, historias, fotografías como las que has degustado en este post de la Historia de Haría, las podrás encontrar en nuestra guía, pero también en su extensiones en las redes sociales, a las que te invitamos a seguir o suscribirte.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo

WhatsApp
Facebook
Twitter
Email

Consejo del Gurú

Jueves 18 de Noviembre

Primeras lluvias "serias". - De 13:00 a 16:00 será cuando llueva con mayor intensidad, 0,3 mm.
- Amaneció a las 7:21 y el sol se pondrá a las 17:59.
- Temperaturas: 19-22º.
Atendiendo al parte, ¿qué hacer, qué ver, qué comer hoy Jueves 18 de noviembre en Lanzarote? Here we go!

23°C
Scattered clouds
martes
68%
07:34
Min: 18°C
1013
17:56
Max: 23°C
S 4 m/s
miércoles
23°C
19°C
jueves
24°C
20°C
viernes
25°C
20°C

Por la mañana

Logotipo Lanzarote3.com