Sign In

Blog

Descubre Lanzarote como un local
El Mirador del Risco de Famara, un majestuoso audiovisual naturista

El Mirador del Risco de Famara, un majestuoso audiovisual naturista

Dónde: Parque de El Bosquecillo, Haría (mapa). Cuándo: Todos los días, siempre con luz solar (consultar puesta de sol).

El Mirador del Risco de Famara, El Bosquecillo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
El Mirador del Risco de Famara, El Bosquecillo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

El Mirador del Risco de Famara es un imponente balcón al mar que ocupa un pequeño rincón de piedra natural del majestuoso acantilado dentro del área conocida como El Bosquecillo. Situado a unos 480 metros de altura en primerísima línea de mar, el ventanal mira a la playa de Famara y al Archipiélago Chinijo conformando una panorámica colosal, además de apreciarse el rico patrimonio de flora y fauna que brota y sobrevuela el macizo.Al lienzo de la estampa hay que destacar su banda sonora, el estruendo rítmico de las olas que estallan en la orilla, allá al nivel del mar, y envuelve al risco de una acústica naturista de primer orden.

El mirador amplía su perspectiva hacia el interior de la isla: desde el valle de las 1.000 palmeras tras el que se esconde el encantador pueblo de Haría al enigmático Volcán de La Corona que luce imponente y que invita a ser transitado antes o después del paso por El Bosquecillo.

Vista al Risco de Famara y al Archipiélago Chinijo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Vista al Risco de Famara y al Archipiélago Chinijo. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

LO MEJOR

  • Un sentimiento indescifrable. Cuesta definirlo, y quien lo hizo a la perfección fue la famosa viajera inglesa, Olivia Stone, que recorrió las islas a finales del siglo XIX. Esto fue lo que escribió cuando tropezó con el mirador del risco de Famara:

“Rara vez he visto algo más bello que estas escarpadas rocas de color gris, rojo y pardo, rodeadas de azul. Si se las observa por separado, no hay nada en estas islas, desnudas y sin árboles, que suscite admiración, pero lo que les da su belleza hay que verlo para admirarlo. Es el maravilloso colorido, el cielo azul con nubes aborregadas, y estos islotes escarpados, de vivos colores y desiertos, engarzados como piedras preciosas en un mar turquesa”.

TENGA EN CUENTA

  • ¿Cómo llegar? Alcanzar los dominios del Mirador del Risco de Famara obliga a tomar la sinuosa carretera que conecta Haría y Teguise. La vía, estrechísima, atraviesa en zig zag el valle de Malpaso. Prácticamente al final del ascenso en coche, coincidiendo con el mirador de Temisa, localizará un camino de tierra que le dirigirá a El Bosquecillo (ver plano). La zona, rodeada de arbustos, plantas y flores, está equipada con confortables bancos y mesas de madera, barbacoa, parque infantil y el acceso al mirador del risco. 
  • Cambios bruscos de metereología. Tan pronto se despeja por completo como se cubre de un manto de nubes, y esos cambios determinan abrigarse…o no. Más de un resfriado hemos cogido por no estar equipados como corresponde en la visita al Mirador del Risco de Famara.

PARA ANTES O DESPUÉS

Plaza de Haría. Fotografía de Ramón Pérez Niz.
Plaza de Haría. Fotografía de Ramón Pérez Niz.

Se encuentra en El Bosquecillo a medio camino entre Haría y Teguise, es decir en plena ruta norteña de Lanzarote. Le detallamos posibilidades varias para encadenar planes.

  • Paisajes. Haría, El Volcán de la Corona.
  • César Manrique. El Mirador del Río, Los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes.
  • Un baño. Caletón Blanco, Famara, La Garita, El Charcón, Piscinas Naturales de Punta Mujeres, Charco del Palo.
  • Comer. La Puerta Verde, Tacande, Mirador de Los Valles, El Marinero y la Muchacha, Bar La Piscina (El Pichón).

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.